Es de vital importancia cuidar la piel de los niños, pues ésta es muy delicada, especialmente si se va a exponer al sol en estas vacaciones. Lee las siguientes recomendaciones para disfrutar sin temores las fiestas carnestolendas.

Ya sea que en estas vacaciones planees viajar con tus chamos a la playa, a la piscina, quieras pasear con ellos al campo, o simplemente salir al parque más cercano de tu casa, es importante que tengas presente los siguientes 3 pasos para cuidar la piel de los niños y así evitar irritaciones, quemaduras o alergias.

Prepara la piel de los niños antes de exponerse al sol

Sin duda el protector solar es unos de los elementos más importante para proteger a los niños de quemaduras en la piel.

Los pediatras recomiendan que los niños usen protector solar después de los 6 meses y éste debe ser con un factor o SPF de 50.

Es importante probar el protector solar en tu hijo antes de la salida programada. Para ello debes aplicar una pequeña cantidad en su espalda o en la pierna, para identificar si no reacciona negativamente al producto.

El protector solar debe aplicarse al menos media hora antes de salir al sol. Si se tiene inmersión en piscina, playa o sudoración debe aplicarse por lo menos cada dos horas.

Las gorras, gorros del playa y trajes de baño con mangas, son otros elementos indispensables para evitar irritaciones en la piel y brindarles más confort a los niños especialmente en la playa o la piscina.

Aprovecha el sol en las horas adecuadas

Debemos ser prudentes con la hora en la que llevamos a nuestros chamos fuera de la casa en estas vacaciones. Se debe aprovechar el sol entre las 8 am y las 10 am, así como el sol entre las 4 pm y 5 pm.

Cuida la piel de tus niños en estas vacaciones de carnaval

Se debe evitar el sol del medio día, ya que a esta hora hay más radiación que puede afectar gravemente la piel de los niños; sobre todo evitarlo en sus primeros años de vida, pues puede causar un cáncer de piel en la vida adulta, afirman los pediatras.

Los niños menores de seis meses y hasta los dos años, al menos, siempre deben permanecer a la sombra, ya sea con una sombrilla, un árbol, en el coche e hidratarlo constantemente con su leche materna o tetero. Ya que la exposición al sol les puede causar eritema (enrojecimiento de la piel expuesta), ampollas o signos de deshidratación.

No olvides hidratar la piel de los niños

Como último paso, posterior a la exposición solar, es recomendable que el niño o la niña tome un baño para quitar la sal o el cloro de su piel, luego aplicarle una loción hidratante que repare los posibles daños producidos por el sol.

En los días siguientes, sería prudente seguirle aplicando una loción hidratante y prestar atención por si el niño o la niña presentara algún tipo de quemadura, irritación o alergia que se nos haya pasado por alto. Fíjate bien en su cabecita, que es una de las zonas en las que puede costar más detectarlo por el pelo.

No dejes de darle mucha agua y bebidas hidratantes a tus hijos para protegerlos de la deshidratación en las vacaciones.

LEE TAMBIÉN: ¿POR QUÉ DEBES COMPLETAR LA ALIMENTACIÓN CON VITAMINAS?

 

Ciudad VLC/ Ciudad mamá

2 Comentarios

Deja un comentario