«No se vistan que no van pa’l baile», dice un dicho popular pero muy sabio que encierra muchas cosas de la vida real.

 

La locura es un estado en donde los pensamientos están desconectados de toda la realidad que rodea. Es cuando vemos cosas que en realidad no existen, pero para la persona en sí, son palpables.

Así están muchas personas en este momento en el país, creyendo que lo que pasa en Venezuela es un juego de carritos de esos que jugábamos en nuestra infancia.
Muchas personas creen fielmente que va a llegar un superhéroe de Marvel, DC Comics o alguno de los Caballeros del Zodíaco a sacar a Nicolás Maduro del Palacio de Miraflores y llevárselo al salón oval a presentárselo como un trofeo a Donald Trump, y así se acabarían todos los problemas que supuestamente nos dejan el comunismo y el socialismo.

De verdad que la ignorancia de lo que se vive en el mundo es gratis. No podemos culpar a los que creen en la gran mediática mundial; para eso se creó. Su bajo nivel de comprensión no les ayuda a entender más allá de lo que sus admirados “influencers” les dicen. Y si les dicen que en Venezuela escupes y sale oro lo hacen, así como si le dicen que al tirarse por un balcón vas a librarte de la pobreza, lo hacen o mejor aún, aquellos que pensaron que quemando cauchos, colocando guayas de poste a poste, llenando frascos de vidrios con excremento, golpeando ollas, bajándose los pantalones delante de la GNB o lo que fue peor quemar personas por parecer chavistas podrían tumbar el Gobierno Bolivariano legítimamente constituido.

 

En Venezuela tenemos instituciones sólidas que se han y se siguen forjando en la adversidad ante tantos ataques de todos los flancos posibles. Pero no todos los funcionarios que trabajan en ellas son leales o eficientes y eficaces; y por ello no vamos a denigrar de lo nuestro que tanta sangre sudor y lágrimas n os ha costado; al contrario lo defenderemos con la vida.

 

Los que defendemos este proceso de cambio comenzado por Hugo Chávez aquel 4 de febrero de 1992, y que aún vivimos en este preciso momento, lo hacemos de conciencia y corazón. Y no de conveniencia e interés como muchas personas de esas que se rasgan las vestiduras diciendo que son más chavistas que la misma Revolución. Y por lo mismo sabemos y entendemos que este proceso quedará. Y los personajes nefastos traidores que trataron de enlodar su rumbo serán polvo cósmico y vendrán tiempos mejores y nuevos rostros que serán los líderes que continuarán la Revolución Bolivariana.

 

Ya lo demostramos hace más de 200 años cuando Simón Bolívar dirigió la guerra más importante en pro de la libertad que se haya ejecutado en el siglo XIX, expulsando a los Españoles de estas tierras sagradas y benditas por la providencia. Que vengan unos soldados de otro imperio no quiere decir nada. Los sacaremos quizás con más fuerzas.

Así que aquellos que creían que nos íbamos a atemorizar, no se vistan que no van. Aquellos que piensan que una recompensa de $15.000.000,00  nos va a generar miedo y que van a venir los catires gringos Marines a «salvarnos» del malvado comunismo y desgraciado chavismo, no se vistan que no van pa’l baile.

Lo que va si a pasar es que el pueblo se va a unir para defender una tierra bendita llena de riquezas increíbles que es lo que quieren en realidad.

Así que no se vistan que no van pa’l baile!

 

TE INTERESA LEER: EDUARDO PIÑATE: JUNTOS PUEBLO Y NICOLÁS DETENDREMOS LA PANDEMIA

Ciudad VLC / Danilo González

1 Comentario

Deja un comentario