El Gobierno de Ecuador -que con la llegada del presidente Lenín Moreno dio un giro inesperado hacia la derecha- anunció ayer que suspendió todas las comunicaciones del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en su Embajada en el Reino Unido.

 

Según el comunicado publicado por la Secretaría Nacional de Comunicación del país suramericano, desde este 27 de marzo, el periodista australiano, que permanece protegido en la Embajada de Ecuador en Londres, no podrá seguir comunicándose con el exterior desde las dependencias donde se encuentra, lo que técnicamente significaría que Assange estaría preso en la embajada que le dio asilo.

 

El gobierno ecuatoriano informó que tales medidas han sido adoptadas ante el supuesto incumplimiento por parte de Assange del “compromiso escrito que asumió con el Gobierno a finales de 2017, por el que se obligaba a no emitir mensajes que supusieran una injerencia en relación con otros Estados”.

 

 

Según ha advertido el Gobierno de Lenín Moreno a través del comunicado, el comportamiento de Assange, en concreto sus mensajes de las redes sociales, pone en riesgo las buenas relaciones que este país latinoamericano mantiene con el Reino Unido, con el resto de miembros de la UE y otros Estados.

 

En consecuencia, con el objetivo de “prevenir potenciales perjuicios, se ha tomado la decisión de interrumpir las comunicaciones al exterior” del periodista australiano. Además, en la nota oficial se precisa que el Ejecutivo ecuatoriano puede tomar medidas adicionales respecto a Assange debido la violación de dicho compromiso por su parte.

 

Temor crece ante posibilidad de que sea entregado

Estas medidas podrían incluso significar la entrega de Assange a las autoridades de Reino Unido, cosa que no debería extrañar, debido al giro de las políticas del presidente Moreno, alineado a los intereses de EE.UU. desde que asumió la presidencia de su país.

 

NOTA RELACIONADA: ¡ALERTA! DELEGADOS DEL COMANDO SUR DE EE.UU. ESTÁN EN ECUADOR

 

Por su parte, el empresario alemán Kim Dotcom, el fundador del portal de descargas Megaupload, ha confirmado que a Assange le han cortado su conexión a Internet dentro de la Embajada ecuatoriana en Londres.

 

Dotcom se ha dirigido a los seguidores de Assange para pedirles que se reúnan en el exterior del edificio diplomático para expresar su solidaridad con el periodista australiano.

 

Ni WikiLeaks ni Assange han hecho una declaración oficial al respecto del anuncio. Dotcom ya exigió a las autoridades que “reconecten a Julian”.

 

El exministro griego de Finanzas, Ioannis Varufakis, también ha publicado varios tuits este miércoles llamando a la sociedad a solidarizarse con el fundador de WikiLeaks para obligar a las autoridades ecuatorianas a restablecer su conexión a Internet.

 

Rusia: Expulsión de diplomáticos no esclarece caso Skripal

 

 

Ciudad VLC/Con información de RT

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here