En las más altas esferas de la derecha revolotea una incógnita que no logran despejar; se preguntan a grito el por qué, ante la dantesca situación de problemas, fundamentalmente en los órdenes sociales y económicos, que lo agobian, el pueblo venezolano no se levanta contra el gobierno bolivariano tal como “lo han hecho» otros pueblos que integran la CELAC.

Unas consideraciones que la derecha, y de otras tendencias, no aceptarán como desaciertos.

A saber: primero: existen elementos objetivos que les hicieron pensar, antes de la llegada a la presidencia del Comandante Hugo Chávez, que podrían evitar su triunfo, luego, tumbar al recién llegado gobierno bolivariano, eso sí, siempre se apoyaron en conjeturas sin poder, ni podrán, comprobarlas.

En segundo, a pesar que la derecha consiguió sembrar cizaña y discriminación lanzadas y promovidas desde los recursos que mejor controlan, los «medios de comunicación«, dándose un resultado que le duró menos de 72 horas, solo logró cosechar odio en las mentes desmemoriadas y creídas de que Simón Bolívar era solo una estatua y sus legados eran letra muerta.

La derecha, entiéndase la oligarquía o burguesía, por su naturaleza contraria al espíritu nacional desde el nacimiento de la Patria, asimismo, en contraposición subyugada como está al imperio gringo, no podrá entender que lo trasmitido desde las primeras generaciones al pueblo venezolano, sea por vía oral o consanguínea, fue que la hoy República es Bolivariana y Antiimperialista.

 

 

Los “tanques pensantes”, think tank, y el pueblo venezolano

mientras la derecha descalifica al pueblo venezolano, este resiste.
Luis Ugalde

Esta derecha, muy a pesar de contar con tanques, y tanquecitos, pensantes, financiados por fundaciones, centros de estudios, corporaciones de investigación o laboratorios de ideas, transnacionales, donaciones privadas o internacionales, cuya misión es pensar y estudiar para hacer pronósticos, diagnósticos y proponer planes de acción siempre en función de los intereses imperiales, sigue en sus desaciertos.

 

 

El principal papel think tank en favor de la derecha lo ha jugado en Venezuela la Universidad Católica Andrés Bello, UCAB, que, contando con el igual financiamiento, ha elaborado proyectos basados en diagnósticos.

Todos hechos ante los ojos y oídos de una sociedad civil desorbitada, que permitirían paliar la situación de miseria dejada por la cuarta república en sus últimos vestigios de vida, pero mentira, la UCAB buscaba, de caras al nuevo milenio, que las corrientes revolucionarias no acompañaran el descontento popular.

Todas las acciones políticas emprendidas por la derecha, por mucho que se esmere en disimular su intensión para mantener los privilegios de clase, son demostrativas de que su compromiso va y será así, en función de los mismos intereses de quienes vienen subyugando al pueblo venezolano por más de 200 años.

 

 

Lucha emancipadora de Venezuela es un ejemplo para el Mundo

La revolución bolivariana del siglo XXI descubre el manto que ensombrecía la contradicción histórica, asimismo, reivindica las gestas emancipatorias que simbolizan la resistencia indígena, los levantamientos de esclavos y las luchas independentistas en Venezuela y en todo el continente.

El pueblo venezolano siempre ha sido fiel a sus luchas

 

 

Las mismas luchas que se extendieron durante el siglo XIX desde Ezequiel Zamora hasta Cipriano Castro, amén de la luchas que marcaron las primeras expresiones de antiimperialismo durante todo el siglo XX.

Mientras, la derecha nacional e internacional, sin perdonar tamaña osadía, asumen al bolivianismo como enemigo a execrar por ser mal ejemplo de Latinoamérica y del Caribe.

Ante ello, sin escatimar aliados, recursos, medios ni el daño causado, invitan para la comparsa antichavista a toda la canalla que, por acción o silencio complaciente, espoleó por 100 años las riquezas de Venezuela y del continente.

Ahora, ante el aguante, resistencia digo yo, que experimenta el pueblo venezolano ante la escasez de alimentos, medicinas, deficiencia en servicios públicos básicos o en la cola de un banco para cobrar su Amor Mayor y los bonos patrios, la burguesía, en todas sus expresiones, no tiene ni tendrá más respuestas que las llenas de odio e insultos sin escarmientos, así, descalificándoles de “ignorantes” “míseros” “arrastra´os” marginales y pare de contar, de antemano sentenciado/as a ser quemado/as simplemente por parecer chavista.

 

 

El pueblo es sabio y paciente

Mientras, como dijo el poeta del que no recuerdo el nombre, el pueblo venezolano “sigue volando papagayo” eso sí, sabiendo por conciencia o por intuición, también se vale, que la derecha o burguesía, mostradas como están hasta la saciedad, no buscan más que recuperar sus males habidos privilegios.

Así como también sabe el pueblo que, por esa y otra razón han asesinado, boicoteado o saboteado los logros revolucionarios.

De la misma manera, y en la misma perspectiva el pueblo venezolano está pendiente que la orden dada por el Presidente Nicolás Maduro, de luchar contra la corrupción, el burocratismo y el minimalismo tenga el empuje suficiente para que, como al cáncer que corroe los cimientos de la Patria, se les estirpe.

 

 

Gustavo Claret VQ / Ciudad VLC

Deja un comentario