Un hecho vergonzoso y absurdo se desarrolló hoy en las elecciones en Colombia, país que en los últimos años se ha dedicado a despotricar de la democracia venezolana y cuestionar a nuestro sistema electoral, considerado por los expertos como uno de los más confiables y seguros del mundo.

 

Y es que este domingo a la Registraduría -organismo electoral de ese país- tuvo que autorizar y permitir a los ciudadanos fotocopiar y cortar a mano los tarjetones debido a fallas en la logística para la entrega del material electoral y recortes en el presupuesto. En teoría, 30 millones de tarjetones no fueron suficientes para 15 millones de votantes… En un sistema electoral que se jacte de ser seguro no deberían pasar este tipo de situaciones.

 

Lo irónico del asunto es que sus autoridades, empezando por el presidente Juan Manuel Santos, pretenden dar lecciones a Venezuela sobre democracia y transparencia electoral. Eso sin contar que diversos “observadores” -como Gaby Arellano- pertenecientes a partidos de la MUD, no se han pronunciado ante esta irregularidad y catalogaron a la jornada electoral como “exitosa y sin contratiempos”.

 

Habló el registrador

“Tuvimos restricción de presupuesto a la hora de hacer los tarjetones”, indicó el registrador, Juan Carlos Galindo, quien detalló que “había 15 millones de tarjetas, pero que han ido muchos colombianos” a votar, intentando minimizar la gravedad de una situación irregular como esta.

 

NOTICIA RELACIONADA: ¿A QUIÉNES ELIGEN LOS COLOMBIANOS?

 

Esta situación, que muchos ya la observan con sumo cuidado por representar una abierta y clara posibilidad de fraude electoral, permitirá que unas fotocopias cortadas a mano tengan la misma validez de los tarjetones oficiales de la Registraduría. ¿qué pasaría si algo así ocurre en Venezuela durante unas elecciones? Es la pregunta que muchos se hacen.

 

Y es que de acuerdo a los datos aportados por las distintas organizaciones partidistas, por lo menos en ocho ciudades del país se han agotado las tarjetas para votar, teniendo que adoptar esta medida improvisada y muy, pero muy poco confiable.

 

En ese sentido, tanto Gustavo Petro como Marta Lucía Ramírez exigieron al organismo electoral y al gobierno de Juan Manuel Santos garantías ante la falta de tarjetones.

 

“Tenemos problemas, indudablemente en muchísimos puestos que hemos venido puntualizando (…) cuando la gente se acerca a votar por la consulta de Petro no les dan el tarjetón, son reacios a dar el tarjetón. Esa es una anomalía. Ya sabíamos que la Registraduría no estaba en capacidad de garantizar la transparencia en las elecciones”, indicó el candidato presidencial Gustavo Petro.

 

Las redes reaccionaron:

Como era de esperarse, la escasez de tarjetones electorales para las elecciones en Colombia no tardaron en convertirse en tendencia en el vecino país, y muchos usuarios criticaron la falta de seriedad, confiabilidad y transparencia del organismo par garantizar resultados fidedignos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ely Reyes/Ciudad VLC

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here