Elucubraciones-José Gregorio Blanco

1
193
enchufados

¡Peligro!!:

Muy delicada y peligrosa es la práctica, en los últimos días hecha común, de detener e imputar ante los tribunales penales a conocidos dirigentes sindicales que libran luchas en sus áreas de acción y competencia. Y lo de conocidos hay que recalcarlo: se trata de dirigentes con años de lucha y compromiso, con sus aciertos y errores, muchos de ellos perseguidos y penalizados en la 4ta. república, históricos en sus convicciones y “casados”, sin ninguna duda, con el proyecto chavista y bolivariano, que hoy dirige el presidente Maduro.

Es decir, no hablamos de recién llegados, enchufados ni infiltrados, sino de militantes revolucionarios que hoy chocan con directivas obtusas, algunas veces militarizadas, que no entienden el significado de “participación protagónica”. Y las respuestas de estas directivas ante los reclamos (legítimos o no) del movimiento sindical es la violencia judicial, la represión y la criminalización de sus dirigentes, a quienes se llega a acusar incluso de traición a la Patria. Casos hay varios (el de Elio Palacios en Corpoelec no hace mucho, el de Marcos Padovani en PDVSA, actualmente originando esta nota); creo que a eso hay que meterle la lupa y nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro tiene la última palabra.

 

NO dejes de leer: Por Jesús Santander: Transdrácula para Carabobo

Balance:

¿Son los trabajadores los responsables de las severas crisis que afectan a empresas como PDVSA, Hidrocentro, Corpoelec, CANTV?, por mencionar solo algunas. Y cuando digo trabajadores me refiero a la clase obrera, a los empleados, al pueblo, pues, que no a sus juntas directivas ni altos funcionarios. ¿Son los trabajadores de PDVSA los culpables de la caída de la producción petrolera? ¿Son los trabajadores de Hidrocentro los culpables de que a mi casa solo llegue agua dos veces a la semana? ¿Tienen los trabajadores de estas empresas (y de cualquier empresa pública o privada) el derecho a reclamar salarios dignos, mejores condiciones de trabajo, eficiencia y productividad a sus directivas?.

Creo que por ahí debe comenzar el debate, anteponiendo el derecho legítimo y legal que tiene la clase trabajadora de organizarse en sindicatos y actuar en consecuencia. Sobre eso no puede haber discusión.

 

Guacara y la cultura:

 

enchufados

Interesante el trabajo que en materia cultural viene realizando la alcaldía de Guacara. Y más aún porque sale de los espacios tradicionales y se va al seno de las comunidades con diversas iniciativas que, en medio de esta terrible crisis, son importantes porque alimentan el espíritu del pueblo. Leo por ahí que arrancaron con el Primer Festival de Teatro en las Comunidades y no puede uno sino aplaudir esta actividad que debe repetirse e institucionalizarse. La Revolución es ante todo cultural, y Guacara en ese sentido va por buen camino.

 

Patios productivos:

Otra política que hay que impulsar, porque es estratégica y tiene que ver con nuestra soberanía alimentaria, es la de los patios productivos. Y aquí sale reconocer el trabajo que en ese sentido se viene desarrollando en el municipio Carlos Arvelo, impulsado por su alcalde Yomar Alvarado. Y es que los Claps no pueden ser sólo una instancia organizada para repartir una caja o una bolsa de comida; hay que activar la “P” y esta significa producción. Y no sólo es el patio de la escuela o de la institución del Estado donde trabajemos; es el patio de nuestra casa donde por lo menos podemos sembrar los aliñitos que necesitamos para cocinar o criar un par de gallinas criollas que, alimentadas con desperdicios orgánicos, nos pongan 8 o 10 huevos semanales. Ese es el trabajo, y en Güigüe se viene haciendo. ¡¡Bien por ello!!

Niños enjaulados:

Dice nuestro poeta Andrés Eloy Blanco: “Cuando se tiene un hijo se tienen todos los hijos del mundo”. Y es cierto: la sonrisa de un niño nos alegra a todos, su llanto o tristeza nos duele a todos. Y por eso el mundo entero (el conformado por seres humanos sensibles, no los capitalistas deshumanizados por el afán de lucro) vio con horror las imágenes de unos niñitos encerrados en jaulas, sólos, separados de sus padres.

El delito: entrar de manera ilegal a Estados Unidos. Ellos, los gringos, que han entrado de manera ilegal donde les ha dado la gana a punta de bombas y marines, que han invadido países y saqueado pueblos para garantizar su estilo de vida americano, hoy abofetean al mundo (una vez más) mostrando las fotos de unos niños en jaulas, como animales, por haber violado sus leyes de migración.

¡¡Su madre!! Eso es lo concreto, lo real, lo que hoy nos indigna. Lo otro, lo triste, es el oprobioso silencio de los canallas, de la prensa privada internacional, de la OEA, que parece ignorar que esos niños son centroamericanos; de los artistas ridículos del establisment latinoamericano que gritan “SOS” por cualquier estupidez, pero callan ante esta felonía gringa. Algún día los canallas pagarán sus culpas. Y no hablo de castigos divinos, sino de la justicia de los hombres.

 

Enchufados:

Lo primero que hay que aclarar es que un “enchufado” NO es Chavista. ¡¡No señor!! Un enchufado es un oportunista que se viste de rojo para entrar al gobierno (en muy buenos cargos, por cierto) y desde allí lograr sus fines: sabotear, ganarse unos reales a través de la corrupción, etc. Generalmente cuando sale del cargo lo hace hablando paja del gobierno, pero haciéndose la víctima, para aparentar seguir siendo Chavista y ver si luego se “re-enchufan”.

Otros, los más sinceros, agarran los reales que se robaron y se van del país, algunos incluso como perseguidos políticos, para lo cual piden asilo a los gobiernos que nos odian. Los más pendejos, o que robaron poco, se quedan acá y asumen su militancia en la MUD o como sea que se llame la mescolanza de intereses en que se ha convertido la oposición. En definitiva: ¡enchufado no es gente!

 

El Petro:

¿Y a qué viene el cuento o definición académica del término enchufado? Pues a que nunca pude entender como el cargo de Superintendente Nacional del Petro se le entregó a alguien que hasta dos días antes de recibirlo era el asistente de María Corina Machado.

enchufados

¿Se cambia tan rápido de parecer, de posición política? Y lo más extraño y absurdo: ¿Cómo un cargo de tal magnitud, tan importante en las líneas estratégicas del gobierno para vencer el bloqueo económico, se le entrega a un militante opositor? ¿Es que no había un chavista por ahí que supiera algo del asunto? Pero bueno, como dice la canción: si empieza mal, termina mal. Y Carlos Vargas, flamante “enchufado” superintendente de la criptomoneda, fue destituido del cargo sin vender un sólo Petro. ¡Pero ni uno! ¿Quién se lo recomendó al Presidente? Vaya usted a saber.

 

Filven:

Buena, como siempre, la Feria Internacional del Libro de Venezuela, capítulo Carabobo. A su lucido acto de inauguración asistió el ministro de la Cultura, Ernesto Villegas, quien reconoció el trabajo de Luis Salvador Feo La Cruz y de Nathaly Bustamante como adalides del trabajo cultural en Carabobo, junto a un equipo grande y eficiente que los acompaña. Y como siempre también, fue el espacio para el encuentro de amigos que hacen de la cultura su espacio vital.

 

José Gregorio Blanco/ @JoseGBlancoC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here