Elucubraciones-José Gregorio Blanco

1
399

Tarifazo:

Sin aviso y sin protesto las empresas privadas que prestan servicio de telefonía celular aumentaron sus tarifas en porcentajes que se pueden considerar exorbitantes (hasta un 500%, en algunos casos). Y eso incluye no sólo las rentas básicas de afiliación sino el costo por minutos, megas y otros servicios. Lo extraño es que dicho aumento se hizo efectivo “de una”, sin el mensajito previo acostumbrado, por lo que muchos (y me incluyo) fuimos sorprendidos con el corte temporal de la linea por no disponer del saldo necesario a la fecha de pago.

tarifazo

Suponemos que el aumento fue autorizado por Conatel y haciendo honor a la verdad en términos reales no es ni mucho pues ni siquiera se corresponde con la hiperinflación que nos azota, por lo que lo único que nos queda como usuarios es exigir a Movistar y Digitel que hagan mejoras mínimas al servicio que prestan que bastante deficiente que está. Ok: ¿aumentaron?… Mejoren el servicio!!

Transcolectores:

Varias denuncias he recibido acerca de los colectores de los transdráculas y su irrespeto por las tarifas establecidas. Y digo colectores porque son a quienes los usuarios señalan y acusan, pero se entiende que la orden viene dada por el chofer de la unidad. Y bueno, la práctica abusiva es la misma que usa el transporte público privado: pasaje en mano, son 20 mil y el que no los tenga no se monta!! Aunque el pasaje establecido sea de 5 mil bolívares.

TarifazoY no importa la ruta: en las horas pico y sobre todo al final de la tarde, esa es la tarifa que cobran el dúo maléfico chofer-colector. Y ni se diga de estudiantes ni viejitos: 20 mil o no se montan que el pasaje preferencial no existe. Ojo: no estoy diciendo que sean todos pero ya hay bastantes denuncias al respecto. O sea: le sale Carro e Dracúla a los Transdracula. Pa que respeten!!

Alcabalas:

Son de la Guardia Nacional Bolivariana y tienen por objetivo vigilar las carreteras a lo largo y ancho del territorio nacional. Loable labor la de la GNB; o por lo menos lo era antes. Hoy no!! Hoy son las alcabalas un brutal peaje que se aplica al traslado del cualquier rubro alimenticio; un camión cargado de yuca, queso, de carne, pescado, hortalizas, lo que sea que se movilice desde los centros de producción hacia los lugares de consumo, será ilegal y groseramente matraqueado. No vale SADA, registro sanitario, guía de movilización ni nada parecido; los guardias no le paran a permisos ni legalidades.

Tarifazo

¡Te bajas de la mula o no pasas! Y no es cualquier bajada de mula: los tipos, o los malandros, o los ladrones que usurpan el uniforme de la GNB te sacan la cuenta: llevas tantos kilos, eso se vende en tanto entonces dame tanto. ¡Si es en efectivo te hacemos una rebaja! Y así es en todas las alcabalas de la Guardia Nacional, por lo que un kilo de queso que en Apure cuesta 650 mil Bs después de pasar por nueve alcabalas termina en Valencia a 6 millones el kilo. Porque lamentablemente todos los costos, incluidos lo de transporte y matraca de la Guardia, los paga el pueblo. La gran pregunta es: ¿hasta cuando? El cuento lo sabe todo el mundo, incluido el SEBIN. ¿Será que van a esperar que el pueblo se arreche y aplique la del barbarazo? Quien sabe!!

Exonerados:

Como todo en este mundo, lo anterior tiene sus “exonerados”. Por eso hay camiones, cavas y hasta gandolas que hacen su viaje cargadas hasta los “tequeteques” de cualquier rubro alimentario y nadie las toca. Se vienen de Barinas a Valencia, por ejemplo, sin permiso sanitario, ni facturas, ni guías, ni nada. Y los Guardias Nacionales, muy amablemente, les bajan la cabuyita de la alcabala para que pasen. ¿Ya adivinaron por qué? Si: son las cavas del general Fulano, las gandolas del coronel Zutano, etc, etc. Lo irónico es que los tipos (me refiero a los altos oficiales de nuestra FANB que usurpando su uniforme y su juramento, le meten al bachaqueo) terminan vendiendo la mercancía a los precios especulativos del mercado. Claro, tienen una “ventaja competitiva” que en el capitalismo significa mayores ganancias. Pero bueno: ese gato es mas grande y pelúo… ¿Quien le pondrá el cascabel?

Indignación:

Es lo que siente la mayoría de los seres racionales de este planeta cuando ven las imágenes y vídeos de los terroristas en sus acciones por derrocar al gobierno legítimo de Nicaragua. Y aún más indignantes son dos cosas: el apoyo que esos grupos de asesinos reciben de la cúpula de la iglesia católica nicaragüense y el manejo manipulador y mentiroso que hacen las empresas transnacionales de la información de los hechos que en ese país ocurren.

Y es que esos terroristas, a nombre de la libertad, han secuestrado, torturado, asesinado, quemado vivos, ahorcado y mutilado a centenares de policías, guardias, funcionarios gubernamentales y/o simples militantes del movimiento sandinista. Y cual si fueran el Estado Islámico, graban y difunden dichas atrocidades mientras se ríen y las celebran y se regodean en el sufrimiento humano. La OEA calla, igual que los organismo “independientes” de defensa de los derechos humanos, que solo ven los intentos de defensa del gobierno como agresiones a “indefensos ciudadanos”. Para los venezolanos la película no es nueva pues ya la vivimos y la sufrimos, aunque la oposición nicaragüense supera a la nuestra en maldad y violencia. ¡Para ellos nuestro repudio!

Marcha campesina:

Tarifazo

Por ahí salieron de Portuguesa rumbo a Caracas. Los que salieron eran 200 aproximadamente, aunque en el camino se le han incorporado más. Son campesinos pero de los de verdad; los que siembran, crían, cosechan, benefician.

Los que viven y sufren la realidad del campo, a los que especulan con semillas y fertilizantes, los que saben por experiencia que Agro-Patria no funciona, a los que los latifundistas persiguen y acosan y que cuando no se rinden en la defensa de sus tierras los mandan a matar.

Son nuestros campesinos, los que producen lo poco que acá se produce, los que la gran agroindustria parasitaria invisibiliza para potenciar el negocio de las importaciones y los dólares preferenciales.

Esos campesinos van a Caracas, decididos a ser escuchados por el Presidente Maduro, sin intermediarios ni maquillaje ni líderes de TV. Por ahí van, andrajosos y a pie, sin logística ni reflectores, sin auto-pulman ni corresponsales. Llegaran a Miraflores por respuestas. Esperemos a ver que les dicen…

Me cortaron el agua:

Si, Hidrocentro fue a mi casa y me cortó el servicio de agua que, ocasionalmente, me presta 3 días a la semana. Razones tenían de sobra: al momento del corte este escribidor presentaba una morosidad de 5 meses. Todo bien hasta ahí. Lo malo, lo inexplicable por lo que uno no sabe si reír o llorar es el monto de la factura: 550 Bs!! Si, quinientos cincuenta bolivares. De los viejos, de los antes, de los devaluados. 5 billetes de cien Bs y uno de 50, para que entiendan.

Leer más: 100 años de la Reforma Universitaria de Córdoba

Y diganme ustedes si no es absurdo que Hidrocentro me cobre (y le cobre a sus usuarios) 550 Bs por 5 meses de servicio de agua. ¿Para que sirve eso, por Dios? La hoja donde imprimieron el recibo de corte cuesta 30 mil Bs. ¿Como puede Hidrocentro funcionar y ser eficiente con esas tarifas? ¿Y como podemos exigirle que lo sea? Ok, una cosa es que no nos cobren las tarifas neoliberales que cobran en Colombia o Argentina, pero otra cosa es que existan unas tarifas básicas reales, por zonas, según unos parámetros establecidos para que el que tiene más pague más y el que gaste mas agua pague más.

Eso ayudaría a impulsar el ejercicio de la ciudadanía a través del cumplimiento de los deberes y la exigencia de los derechos. Lo otro es risible y no ayuda en nada en este momento de crisis generalizada por la que atraviesa el país. Ojo: no digo que le carguemos la crisis a los pobres (sería cuchillo pa mi pescuezo), pero vamos a crear consciencia sobre el servicio y sobre lo que le cuesta al estado mantenerlo. Al menos eso creo yo!

José Gregorio Blanco/@JoseGBlancoC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here