Campesinos en marcha:

Y sigue la marcha campesina admirable su rumbo hacia Caracas. Por Valencia pasaron, y por los lados de Campo de Carabobo pernoctaron. Ya el gobierno la reconoció en su legítimo derecho de expresarse como protesta campesina ante una serie de planteamientos, quejas y propuestas que llevan a cuestas.

marcha

Ya no son tan poquitos pues a medida que se acercan a Caracas han recibido el apoyo y la adhesión de muchos y muchas, tanto de individualidades como de colectivos de lucha política y social. Todos asumiendo la lucha de los campesinos como justas y necesarias, aparte de valientes. También se le han pegado a la marcha los chinches de siempre: pantalleros, politiqueros, oportunistas y pescadores de río revuelto. Pero son los de menos. Lo que se espera es que la dirigencia auténtica se fortalezca, no ceda a presiones ni se encandile con bambalinas y reflectores caraqueños. Que la lucha es una: el rescate de la producción en nuestro campo y con nuestros campesinos.

 

Un golpe:

El CICPC, con apoyo y previa denuncia del presidente de Alimca José Ávila y con participación directa del poder popular organizado, le metió los ganchos a una banda de delincuentes que extraía alimentos de las cajas Claps, por lo que la gente recibía sus cajas fallas. Los detenidos (7 hasta ahora, ya puestos a orden de Fiscalía) están acusados de robar alimentos del pueblo en el almacén de la empresa Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval) ubicada en el Parque Residencial Flor Amarillo, sector El Recreo de Valencia. Por supuesto que al recibir las cajas abiertas y con productos faltantes, la gente manifestaba inconformidad con el gobierno. Pues esa guachafita se acabó y continuarán las investigaciones y auditorías porque si algo se le debe garantizar al pueblo es la comida, dijo Avila al momento del procedimiento policial. Y nosotros decimos: que siga el control, la vigilancia y la eficiencia en Alimca. Por el bien del pueblo.!

 

Leer más: Por Earle Herrera: Impotencia constituyente

Otro golpe:

El que asestó el “Carro e Dracúla” a las mafias que viven y conviven en la Universidad de Carabobo. A través del trabajo de investigación conjunto entre el CICPC, la Secretaria de Seguridad Ciudadana de la gobernación de Carabobo y la Policía Municipal de Naguanagua se logró la captura de 3 delincuentes a los cuales se les incautó gran cantidad de títulos de bachiller y notas certificadas de ese mismo nivel de estudios, documentos que deberían reposar en las oficinas de control de estudios de la universidad pero que estos individuos tenían en su poder y con los cuales extorsionaban a sus legítimos propietarios.

 

marcha

 

La pregunta es ¿cómo llegaron estos documentos a manos de esta banda delictiva? ¿Quién se los entregó? ¿Hay complicidad interna? Y si la hay… ¿A qué nivel está esa complicidad? Seria muy grave que las autoridades universitarias estuvieran involucradas, pero por ahí fumea. Recuerden que la degradación de nuestra Alma Mater ha sido tal que para mantener la “gobernabilidad” las autoridades (ilegítimas y vencidas, por cierto) han recurrido a pactos con el hampa común, a las cuales han entregado el control territorial del campus.

No es sólo extorsión con documentos y notas; es trafico de drogas, cobro de peaje, robos y atracos. Todo ejecutado por una banda con sus Pranes perfectamente identificados (no se ocultan; al contrario, presumen de ello) y ante la mirada cómplice de las autoridades. Lo de los 3 presos es solo un botón; falta mucho por atacar. Así que toda la suerte y el éxito deseado para el gobernador Lacava en la tarea que se propuso de rescatar la UC. Seguro estamos que lo logrará.

 

 

LEER TAMBIÉN: El 26 de julio cambió el curso de la historia de Cuba

Polar y los aumentos de precios:

marcha

Tiene empresas Polar 2 productos de consumo masivo emblemáticos: la cerveza (la cual aumenta de precio cada semana y hace rato pasó de los 20 millones el precio de la caja) y la harina Pan. En el caso de la cerveza pudiera entenderse que no siendo un producto de primera necesidad, el estado no asuma control alguno sobre su precio.

Pero la harina Pan es otra cosa: es de primera necesidad y de consumo masivo y por tanto su precio entra en los controles gubernamentales. Por eso todos quedamos asombrados del salto vertiginoso que dio su PVP: de 54 mil Bs a 750 mil Bs el paquete de un kilo. Eso, porcentualmente, es varios cientos por ciento. Y es un duro golpe al bolsillo de los pobres que somos los que resistimos esta crisis comiendo arepa con mantequilla. Y la gran pregunta es: ¿se corresponde esto con algún acuerdo de precios o es un aumento criminal e inconsulto de empresas Polar? Si es lo primero, por lo menos deberían anunciarlo. Y si es lo segundo, el gobierno a través de la Sundde debería actuar en defensa de los consumidores. Como corresponde!!

 

¿Y por qué duele?:

Vamos a estar claro: si con ese precio la Polar se pone a producir harina Pan como es, deja la conspiración y cesa de alimentar bajo cuerda el mercado especulativo, hasta podría entenderse el aumento. Y aceptarse. Pero no, sabemos que no lo hará. Y si marcando 54 mil Bs los bachaqueros la vendían en 1 millón y medio no quiero ni pensar en cuanto la venderán ahora que marca 750 mil Bs por paquete. Y para Lorenzo Mendoza el negocio sigue siendo redondo: abarata costos porque produce menos pero gana mas porque vende mas caro abasteciendo el mercado negro a través de las mafias que controlan la distribución. Las mafias se llenan vendiendo a los bachaqueros. Y los bachaqueros especulan (y espelucan) al pueblo con precios asesinos. Un solo perdedor hay: el consumidor. Y lo peor es que hechos los pendejos Empresas Polar a subido astronómicamente el precio de todos sus productos. Y no hay quien la pare!!

 

Denuncia:

Ya ni los médicos de Barrio Adentro quieren trabajar. Esos que alguna vez fueron abnegados servidores públicos cayeron (por supuesto que no todos) en la vorágine de la crisis, del descontento, de la apatía e incluso de la irresponsabilidad. El caso concreto es que el jueves pasado fui al servicio que funciona en el Inces de la Av. Lara de Valencia a llevar a una sobrinita a consulta a eso de las 8 am y la vigilante de la puerta principal me atajó con mucha seriedad y firmeza: “mire, tiene que hacer la cola desde ahorita aunque la doctora llega a las 11 am y se va a las 12. Pero tiene que quedarse de una vez porque si llega y no ve a nadie se va de inmediato”.

Verga!! Como diría mi amiga Gabriela Gonzalez: “¿así o más claro?”. A partir de ahí me puse a indagar y me dijeron que son 2 médicos, hombre y mujer pero con una misma práctica. Pregunté por el consultorio Barrio Adentro más cercano y me dijeron que era el de El Pajal (comunidad adyacente a la Av. Lara).

Pero que tenía más chance de ganarme un premio en la lotería de animalitos que de conseguir un médico ahí. Esta es mi denuncia cargada de arrechera pero esperanzada en el anuncio del Presidente Maduro de recuperar el sistema de salud venezolano, para lo cual ya anunció una fuerte inversión e incluso un congreso nacional para definir políticas al respecto. Ojalá y funcione.

 

Conflictos:

Duros y delicados los que han asumido trabajadores del sector salud y el sector eléctrico. En el caso del conflicto nacional de enfermeras y enfermeros, estos han realizado paros escalonados y protestas en la vía pública exigiendo mejoras salariales y dotación de los hospitales. No sé cómo avanzan sus relaciones con el gobierno-patrón, aunque son esperanzadores los anuncios hechos por el Presidente Maduro para la recuperación del sistema nacional de salud.

Lo que si veo más complicado es el conflicto en Corpoelec, donde el serrucho parece trancado y según la dirigencia laboral eléctrica, es por culpa de la gerencia militarizada de la empresa. Anuncian ellos, los trabajadores, un paro nacional a partir de esta semana. Ojala y no se llegue a ese extremo y puedan sentarse a buscar soluciones para las legítimas aspiraciones de los trabajadores pero considerando la terrible crisis que afecta al país. Debe haber un punto de equilibrio que permita avanzar sin que el país se detenga; y un paro de Corpoelec sería prácticamente una paralización del país y de sus procesos productivos. Y eso a nadie beneficiaría.

 

José Gregorio Blanco/@JoseGBlancoC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here