Estado Unidos forma parte del grupo de los 10 países que conforman el «top ten» de ejecutores de la pena capital y el único país del mundo occidental.

 

En los últimos tiempos ha vuelto a cautivar a los estadounidenses, en la era de Donald Trump se rompió con los 40 años de caída libre en la aprobación de esta terrible pena, según un estudio del centro especializado.

 

Por primera vez, los partidarios de la pena capital han aumentado del 49% al 54% y quienes se muestran en contra han disminuido hasta el 39%.

 

Por su parte, los Estados que habían congelado este letal castigo la han reactivado en los últimos meses, por ejemplo,en el estado de Tennessee se ejecutó por primera vez a un criminal luego de nueve años; Nevada, en 12, y Nebraska, en 20 han aceitado la maquina de la muerte como quien dice.

 

SEGURO QUE TE INTERESA: ¿QUÉ TIENE DE EXTRAÑO EL LIBRO QUE POSEÍA JULIAN ASSANGE CUANDO FUE ARRESTADO

 

A excepción de China, que se considera el país con mayor número de ejecuciones pero son secreto de Estado, los tres países del mundo que más aplican la pena de muerte son musulmanes: Irán (al menos 977 ejecuciones en 2015), Pakistán (326 ejecuciones) y Arabia Saudí (158 casos probados). Les sigue Estados Unidos, en quinto lugar, acumuló 28.

EEUU acusará a Assange de espionaje, lo que supone pena de muerte

 

Mientras la tendencia mundial es ir hacia el abolicionismo, al menos 690 muertes registradas por este método en el 2018, un considerable 31% menos que en el 2017 aún aplican a continuación veremos los principales países que aún la ejercen y sus cifras con relación a años anteriores.

Actualmente, la pena de muerte en Estados Unidos es legal en 31 estados

 

Mientras la tendencia mundial es ir hacia el abolicionismo (de 39 países que aplicaron ejecuciones en 1996 se pasó a los 25 en 2015), ninguno de los países musulmanes se ha sumado a esta tendencia.

 

Aunque muchos de ellos no apliquen la pena de muerte desde hace décadas: por ejemplo, Marruecos y Argelia no la aplican desde 1993, y, sin embargo, sus tribunales siguen condenando a muerte.

 

Guillermo Urdaneta/Ciudad VLC

1 Comentario

Deja un comentario