Estados Unidos se retira de Siria, específicamente de las zonas cercanas a la frontera con Turquía, abriendo la vía a una ofensiva militar turca contra milicias kurdas y avivando temores sobre un resurgimiento yihadista en la región.

En este sentido, el presidente estadounidense, Donald Trump, justificó la decisión afirmando que quería dejar que los protagonistas, «Turquía, Europa, Siria, Irán, Irak, Rusia y los kurdos”, la tarea de «resolver la situación», y que su país debe salir de «ridículas guerras sin fin».

Según la Casa Blanca, se trata de entre 50 y 100 militares estadounidenses que serían transportados a otras bases dentro de Siria.

En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, explicó que Trump informó de su decisión a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una llamada telefónica el domingo.

 

 

En este contexto, la funcionaria anunció también que, a partir de ahora, Turquía «será responsable» de todos los combatientes del EI (Estado Islámico, DAESH en inglés) que se encuentran en el norte de Siria y que han sido capturados en los dos últimos años después de que el grupo yihadista perdiera el control territorial de esa área.

 

 

Estados Unidos se retira de Siria y Ankara afila sus dientes

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo este lunes que su ejército estaba listo para lanzar en cualquier momento esas operaciones contra milicias kurdas en Siria, tras el anuncio de Washington de que no se opondría a esta intervención.

«Hay una frase que usamos siempre: podemos llegar cualquier noche sin aviso», dijo Erdogan a los periodistas en una intervención en la televisión.

Además, el gobernante otomano aseguró que tanto desde Rusia, como desde Francia se mostraron «extremadamente preocupados» por «una posible acción militar unilateral» por parte de Turquía y alzaron quejas por sus últimas declaraciones.

 

 

Colusión entre EEUU y Turquía contra Siria

Sin embargo, se cree que desde hace tiempo Ankara negocia con Washington sobre el futuro de la zona fronteriza turco-siria. 

 

 

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, afirmó en agosto del presente año, que un centro conjunto de coordinación turco-estadounidense había empezado a trabajar en Siria.

De igual forma, aseguró que desde el 8 de septiembre militares turcos y estadounidenses comenzaron a realizar patrullajes conjuntos en las zonas fronterizas.

 

 

La UE y la ONU preocupadas

«No sabemos lo que va a pasar (…) nos preparamos para lo peor», declaró el coordinador humanitario de la ONU para Siria, Panos Moumtzis, en una rueda de prensa en Ginebra.

Estados Unidos se retira de Siria
El mundo preocupado por consecuencias de que Estados Unidos se retira de Siria.

La Unión Europea (UE), por su parte, consideró que una ofensiva «exacerbará el sufrimiento de la población civil y provocará desplazamientos masivos». 

«La reanudación de las hostilidades armadas en el noreste no sólo exacerbará el sufrimiento de la población civil y provocará desplazamientos masivos, sino que también pondrá en peligro los esfuerzos políticos en curso», aseguró en rueda de prensa Maja Kocijancic, vocera de la UE.

Incluso Trump parece haberse arrepentido de haberle dado carta blanca a Erdogan para atacar y matizó luego que, si «sobrepasa los límites», «destruirá y arrasará totalmente la economía de Turquía».  

«Como dije antes, y solo para reiterar, si Turquía hace algo que yo, en mi gran e inigualable sabiduría, considero que sobrepasa los límites, destruiré y arrasaré totalmente la economía de Turquía (ya lo he hecho antes)», dijo Trump en concreto en su cuenta de Twitter.

«El Departamento de Defensa le dejó claro a Turquía, tal y como dijo el presidente, que no apoyamos una operación turca en el norte de Siria. Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, no van a apoyar ni van a participar en una operación de este tipo», matizó también el Pentágono en un comunicado.

Además, fuentes de la administración estadounidense restaron importancia a la retirada, diciendo que solo involucraba a un número limitado de soldados.

 

 

Los Kurdos se sienten traicionados por EEUU

No obstante, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza de combatientes kurdos y árabes, indicaron en un comunicado que las «fuerzas estadounidenses se retiraban de las zonas fronterizas con Turquía«.

Estados Unidos se retira de Siria
Expertos aseguran que este es un plan concebido entre EEUU y Turquía, para dividir el territorio sirio y profundizar la crisis política en la nación árabe.

 

 

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) confirmó una retirada de las tropas de EEUU de posiciones clave en Ras al Ain y Tal Abyad.

Esta situación refleja un claro cambio de estrategia por parte de EEUU, que abandona así a los kurdos, cuyas milicias fueron el principal aliado de Washington en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Para las FDS, con su decisión, EEUU «está a punto de destruir la confianza y la cooperación» entre las fuerzas kurdas y los militares estadounidenses. «La gente aquí tiene derecho a una explicación», tuiteó Mustafa Bali, portavoz de las FDS.

Además, las fuerzas kurdas tacharon de «puñalada por la espalda» la retirada de los soldados norteamericanos, pero esta no es la primera vez que el Pentágono deja de lado a sus aliados en la campaña siria.

A principios de 2018, EEUU no hizo nada en apoyo a las FDS durante la operación “Rama de olivo” de las fuerzas turcas, en la que fueron expulsados los kurdos del área de Afrín, y para mediados de ese año había dejado de prestar apoyo al Ejército Libre Sirio en el sur del país.

 

 

Temen por el resurgimiento del DAESH

Por otro lado, las milicias kurdo-árabes advirtieron que una operación turca provocaría el resurgimiento de la organización ultrarradical y terminaría con «años de exitosos combates» contra las yihadistas, lo que rechazó Ankara.

 

 

“Algunos de los líderes del EI que han sobrevivido podrían regresar”, aseguraron las FDS, y amenazaría también las cárceles y los campamentos que ellos dirigen y que albergan a numerosos yihadistas y sus familias.

Decenas de personas se manifestaron en Al Qahtaniya, una ciudad siria de mayoría kurda cercana a la frontera turca, en contra de la retirada de Estados Unidos.

No tenemos otra alternativa que defender nuestra tierra, porque los estadounidenses pueden vender a los kurdos por su propio interés», declaró a la AFP Abdel Salam Ali, un manifestante.

En Ras Al Ain, Mustefa Bozan, un vendedor de 79 años, dijo a la AFP que se «preparaba para la guerra».

 

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad DW y RT.

2 Comentarios

Deja un comentario