La información filtrada por el editor en jefe de PanAm Post, Orlando Avendaño, ha generado todo un revuelo en la opinión pública local e internacional. Los documentos presentados por este medio antichavista apuntan directamente a un esquema de corrupción tejido en el principal anillo de poder de la oposición venezolana: Juan Guaidó y Leopoldo López.

 

 

 

 

Para montar esta red de malversación de fondos, Juan Guaidó desplazó a Juan Manuel Olivares (Primero Justicia) y a Gaby Arellano (compañera del partido Voluntad Popular) de la coordinación de la «ayuda humanitaria» en Cúcuta.

 

ayuda humanitaria

 

Ejecutado ese golpe interno, colocó a Kevin Rojas y a Rossana Barrera, para supervisar y ejecutar los fondos para «ciudadanos venezolanos, civiles y militares, que ingresan a territorio colombiano, buscando ayuda y refugio».

 

Reseña Avendaño que Rossana Barrera «es la cuñada del diputado del partido Voluntad Popular, Sergio Vergara, mano derecha del presidente Juan Guaidó».

 

ayuda humanitaria

 

Ella, junto a Rojas, «asumió completamente la operatividad de lo que ocurría en Cúcuta y se encargó del manejo de fondos para el pago de la estadía de los militares» que desertaron el pasado 23 de febrero y huyeron para Cúcuta, bajo las promesas de Guaidó.

 

 

Avendaño obtuvo documentos constitutivos de «Facturas que demuestran excesos y, varias, extrañísimas, de diferentes talonarios, firmadas el mismo día y con estilos de escritura idénticos. Casi todas sin sello. Gastos de más de 3.000.000 de pesos en hoteles colombianos y en discotecas, por noche. Unos mil dólares en bebida y comidas. Gastos de ropa en carísimas tiendas de Bogotá y en Cúcuta. Reportes de alquiler de vehículos y pagos en hoteles a sobreprecio. Plata que fluía. Mucha plata».

 

 

 

LEER MÁS: DEVELAN NUEVAS PRUEBAS SOBRE ACTOS DE CORRUPCCIÓN DE GUAIDÓ Y VP EN COLOMBIA  

 

 

 

Ciudad VLC/Misión Verdad

4 Comentarios

Deja un comentario