Guaidó, charlatán y tonto útil

1
382

Alarmados por el violento, incoherente y desesperado discurso de Guaidó, muchos recomiendan se le someta a un examen psiquiátrico para establecer si ese tonto útil y conspirador de oficio, especie de charlatán que ofrece pócimas cura-todo y vidente que lee las cartas y consulta a los astros para devolver salud o amores perdidos, sufre de esquizofrenia paranoide o de una psicopatía.

La esquizofrenia paranoide aleja de la realidad, causa espejismos, voces que acosan, creerse un elegido, síntomas del autoproclamado, sin descartar que sea un psicópata asesino en serie dada su constante llamado a la violencia, destrucción y muerte, como su amo, demente diagnosticado así por la American Psychiatric Association, quien lo usa como instrumento de sus planes contra la Patria de Bolívar, Chávez y Maduro.

 

charlatán

De resultar positivo el diagnóstico, explicaría el anormal comportamiento de ese engendro de los laboratorios de la guerra sucia de Estados Unidos, de donde salen los Frankenstein creados para desatar conspiraciones contra pueblos y gobiernos dignos y soberanos negados a convertirse como ellos en vasallos del imperio más poderoso de la historia.

Siervos incapaces que cuando fracasan en la misión que le encarga su amo, son desechados, como la mercancía inútil que la publicidad y el consumismo desbordado, razón de ser del capitalismo salvaje, obliga a comprar, y quien la adquiere tira luego a la basura tras comprobar que no sirve para nada.

 

Uno de esos «productos» es Juan Guaidó quien aseguraba que la falsa ayuda humanitaria «entraría sí o sí» el 23 de febrero, y junto con Almagro, Rubio, los del cartel de Lima, enviados y parlamentarios de la Unión Europea quedaron frustrados esperando en vano desde un bunker la penetración de esa punta de lanza de la invasión a Venezuela.

 

Guaidó regresó el lunes envalentonado, pues EEUU amenazó con represalias si se le detenía, pero Maduro no cae en provocaciones, no se le detuvo, no por temor, sino porque todo tiene su momento y pasando sobre esa «concha de mango» y con el pueblo siguió celebrando el Carnaval que por decreto adelantó desde el jueves.

 

Pero un día de estos, las autoridades policiales tocarán a la puerta del autoproclamado con una orden de captura y su par de «esposas», por lo que no faltará alguien que, ignorando el doble significado de la palabra, piense que además de demente y tonto útil es bígamo.

 

 

Leer también: Héroes de Las Tienditas – Earle Herrera

 

 

Hernán Mena Cifuentes

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here