La República Islámica de Irán culpa a EEUU de las tensiones que se viven en el golfo Pérsico y que algunos expertos consideran de crítica.

En este sentido, el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, aseguró que EEUU convirtió dicha región en un «polvorín a punto de explotar» al vender armamento a ciertos países regionales. 

«EEUU vendió armas por valor de $ 50 mil millones a la región el año pasado. Algunos países de la región con menos de un tercio de nuestra población gastan $ 87 mil millones en adquisiciones militares».

«Hagamos una comparación: Irán gastó el año pasado $ 16 mil millones de dólares con fines militares con casi un millón de personas en el Ejército; los Emiratos Árabes Unidos, con una población total de un millón de personas, gastaron $ 22 mil millones, mientras que Arabia Saudita gastó $ 87 mil millones», dijo el alto diplomático en una entrevista con la cadena Al Jazeera que concedió durante su visita a Catar.

 

 

«Si se habla de amenazas provenientes de la región, las amenazas provienen de EEUU y sus aliados, que están inundando de armas la región, convirtiéndola en un polvorín a punto de explotar», agregó Zarif.

 

 

Irán culpa a EEUU de desestabilizar la región

En una reunión con su homólogo catarí, Mohammed bin Abdulrahman al Thani, Zarif condenó la idea de una mayor presencia militar extranjera en el golfo Pérsico y la calificó como un «fracaso», asegurando que la medida complicaría aún más la situación.

 

 

Irán culpa a EE.UU.
Irán mantiene un constante patrullaje en el golfo Pérsico.

 

 

Hablando de la decisión de EEUU de crear la Operación Centinela, una coalición multinacional para patrullar las aguas del golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz, el estrecho de Mandeb y el golfo de Omán, Zarif señaló que la presencia de más buques de guerra solo conduciría a una mayor inseguridad en la región.

«Este es un pequeño cuerpo de agua, y cuantos más barcos navales extranjeros haya en este cuerpo menos seguro será para todos. Según dicta la experiencia, la presencia de la flota naval estadounidense y extranjera en el golfo Pérsico nunca ha producido seguridad. (…) Esto es un acto hostil contra Irán y no creo que tenga algún otro impacto que no sea la inseguridad», destacó Zarif.

«Esto es un acto hostil contra Irán»

La actual escalada de tensiones entre Teherán y Washington se remonta a la decisión de hace un año del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar a EEUU del acuerdo nuclear internacional con Irán para, posteriormente, establecer duras sanciones económicas enfocadas en el sector petrolero iraní.

 

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT.

1 Comentario

Deja un comentario