KIRK DOUGLAS CENTENARIO

0
352

Kirk Douglas Centenario es un homenaje a este actor y productor de cine norteamericano con motivo de su fallecimiento a los 103 años. JCDN.

KIRK DOUGLAS CENTENARIO

José Carlos De Nóbrega

Se nos fue a otra dimensión este gran egregio cinematográfico que aún es Kirk Douglas (1916-2020), ya cumplidos sus 103 años de fructuosa y abundante vida. Recordamos sus grandes papeles como Espartaco –el film homónimo de Stanley Kubrick de 1960- y Van Gogh, el hombre del pelo rojo (1956, Vincent Minelli) [Gauguin, su compañero díscolo, era encarnado por otro grande de su generación, Anthonny Queen]. El Van Gogh de Douglas  es bipolar: terráqueo, desheredado de la tierra, obsesivo, místico y frágil con oreja cortada.

LEE ESTA RESEÑA SOBRE KIRK DOUGLAS

Espartaco o la épica del esclavo liberador que desafió a Roma imperial, trascendió el tratamiento convencional del género. Fue la adaptación del libro de Howard Fast, firmada por un vetado del Macartismo: el escritor Dalton Trumbo (contratado por el mismo Douglas), crédito que desafiaría a su vez el contexto conservador y anti-comunista de Hollywood. El tratamiento cinematográfico colinda con una interpretación socialista y materialista dialéctica auténtica de este episodio histórico.

Además de “Espartaco”, Douglas trabajó en otro gran filme de Kubrick, la antibelicista e insuperable “Senderos de Gloria” (1957) que recrea la Primera Guerra Mundial [por favor, para mí, la escena final es una de las más memorables del cine, porque nos reconcilia con la Humanidad]. El oficial francés, Coronel Dax, encarnado por nuestro actor, asqueado por la intolerancia, la violencia y el despropósito castrense, recupera la fe en sus hombres cuando estos se conmueven por el canto de una prisionera enemiga alemana.

Como productor, rol que ejerció también en Espartaco y Senderos de Gloria, le cedió a su hijo Michael los derechos de la novela “Alguien voló sobre el nido del cuco” de Ken Kessey, lo cual trajo consigo –de carambola familiar y creativa para fortuna nuestra- su estupenda adaptación al cine [“Atrapado sin salida” se había titulado aquí] bajo la dirección de Milos Forman y la soberbia actuación de Jack Nicholson y los imberbes Danny de Vito, Brad Douriff y Crhistopher Lloyd.

¿Recuerdan la película del par de viejos delincuentes que asaltan un tren? La comedia “Otra ciudad, otra ley” (1986), en la cual se activaba nuevamente la yunta con Burt Lancaster, nos ofreció la redención de dos ancianos desadaptados en una sociedad decadente e hipócrita. Una gran aventura del alma joven que se repetiría en otro film latinoamericano –de sesgo más político- protagonizado por otro maduro de excepción como Federico Luppi.

No podemos obviar su interpretación del ex dentista y tuberculoso pistolero de leyenda Doc Holliday en el western incunable de John Sturges “Duelo en el Corral O.K.” de 1956. Su socio actoral no careció de altura: Burt Lancaster como Wyatt Earp. Lo cual daría datos histriónicos a muy posteriores e interesantes interpretaciones de Val Kilmer y Dennis Quaid. En “El último tren de Gunhill” (1959) realizó una interpretación impecable, la del empecinado sheriff Matt Morgan, quien no cede ni a la venganza personal ni a la amistad para llevar su cometido solitario a contracorriente de un pueblo cautivado por el cacique de la región, su ex compañero de aventuras y padre del reo por procesar.

Qué decir de su actuación puntual y limpia en el muy lírico film “El Zoo de Cristal” (1950, Irving Rapper), en el que dialoga con una enternecedora Jane Wyman, basado en la pieza teatral de Tenesee Williams. El John O’Connor de Douglas y el Stanley Kowalsky de Marlon Brando en “Un tranvía llamado deseo”, no obstante las diferencias entre ambos personajes, son actuaciones referenciales relativas al Universo dramático de Williams llevado al cine.

Sin duda alguna, los proletarios y cinéfilos del mundo lo aclamarán sin importar el Siglo: ¡todos somos Espartaco!

LEE ESTA ENTREGA SOBRE CRISTÓBAL RUIZ

José Carlos De Nóbrega / Ciudad VLC.

Deja un comentario