Lacava, un año de gobierno:

Es polémico nuestro gobernador Rafael Lacava, con un estilo nuevo y chocante a veces y sobre todo diferente a los gobernadores que hasta ahora había tenido Carabobo. Ya su gestión cumplió un año y no voy a redundar en balances institucionales pero sí creo necesario reconocer el empeño y las ganas que le ha puesto para resolver los ingentes problemas del estado, incluso frenteando algunos que no son de su competencia directa.

Lo de las fallas estructurales en los servicios de energía eléctrica y agua potable ha sido atacado por su gobierno de manera frontal: ha apoyado, coordinado, invertido e impulsado la búsqueda de soluciones. Hasta “madres” ha mentado a los responsables directos de estos servicios cuando ha observado negligencia y apatía en el cumplimiento de sus funciones. Y aunque criticado por algunos, seguro estoy que muchos hemos compartido y hasta disfrutado esas mentadas de madre como respuesta a la ineptitud.

 

Lacava

También ha enfrentando Lacava el problema del transporte público con los Transdráculas que aunque no resuelven ayudan a paliar la situación.

El problema de la seguridad ha sido abordado con la incorporación de nuevas patrullas, equipos y funcionarios. Y algo importante pero incomprendido por algunos: ha intentando rescatar la alegría de los carabobeños. Ferias que ya no se hacían, fiestas que se habían olvidado, espacios que se habían abandonado, han sido retomados por la música, el teatro, el baile, la fiesta y la alegría.

Sí, la alegría tan necesaria en estos momentos donde el pueblo es golpeado día a día por la especulación, el alto costo de la vida, la desesperanza y en general, por la guerra que viene direccionada del norte, que tiene sus aliados internos y que se potencia en los errores y las desviaciones que ocurren dentro del gobierno nacional.

 

Lacava

 

Por ahí algunos critican (tal vez porque no haya otra cosa que criticar) el uso de la figura e imagen de “Dracúla” en mucha de la propaganda oficial; dicen ellos que debería ser Chávez la figura utilizada. Yo digo que la vida, obra y legado del Comandante Chávez es muy grande como para banalizarla poniendo su imagen en autobuses y patrullas.

 

Que cada cosa tiene su espacio y que no podemos juzgar la obra de gobierno de Lacava por un elemento publicitario. Carabobo es un estado difícil y Lacava ha mostrado genio, ganas, convicción y figura para gobernarlo, todo en armonía con el gobierno bolivariano que preside Nicolás Maduro. Entonces éxitos para nuestro Dracúla y que siga haciendo de nuestro estado el Carabobo que queremos.

 

Violencia en gotas:

Que el gobierno bolivariano está sitiado por sus enemigos externos con apoyo interno es algo que nadie niega y que incluso voceros del Pentágono norteamericano y del Grupo de Lima reconocen y reivindican. En ese estado de sitio en el que nos mantienen han utilizado y utilizan todas las armas y herramientas en nuestra contra, desde sabotear cualquier iniciativa económica hasta establecer un criminal bloqueo que nos impide comprar libremente alimentos y medicinas.

La respuesta del gobierno venezolano ha sido resistir estoicamente junto al pueblo. Pero una cosa trae la otra: la imposibilidad de vencernos por unas vías los hace buscar otras cada vez más agresivas y violentas. Y hacia allá apuntan los tiros: hacia crear un estado de conmoción interna basado en algunos hechos violentos que socaven la paz del país. Y del imperialismo y sus lacayos se puede esperar todo, que para ellos la vida humana no vale nada.

 

Mariara, un hecho violento:

Antisociales dan muerte a dos funcionarios del CICPC, conocidos y reconocidos por sus compañeros y la comunidad, entre ellos al Jefe de Homicidios de esa zona. Tal crimen originó de inmediato y como era de esperarse, un profuso operativo policial para dar con los asesinos, el cual produjo como resultado mínimo la muerte de una docena de presuntos delincuentes. Se dice fácil pero es una cifra dura: doce vidas humanas fueron dadas de baja como parte de la acción policial. ¿Que cayó el que era y el que no era? Tal vez. Supongo, que en medio del dolor institucional, los “PTJs” se lanzaron al pico a todo presunto malandro que se les atravesó. Violencia engendra violencia, de allí lo peligroso que pudiera ser que una peluda mano con intenciones políticas de crear desestabilización, haya estado detrás del asesinato de los funcionarios del CICPC, a sabiendas de cuál sería la muy previsible respuesta policial.

 

 

Amazonas, otro hecho violento:

Aun en Carabobo olía a pólvora, cuando una Comisión de nuestra FANB que cumplía labores de patrullaje en el estado Amazonas fue emboscada y atacada por elementos armados presumiblemente paramilitares colombianos.

El saldo de esta artera acción fue la muerte de tres efectivos militares y más de diez heridos, todos pertenecientes a nuestra FANB.

Da arrecherita la cosa, pero acá no se puede responder como hizo el CICPC en Mariara; el escenario y la geopolítica son diferentes. La primera hipótesis que se corrió fue que los asesinos pertenecían a una columna del ELN de Colombia, cosa que fue negada rotundamente por dicha organización en un comunicado oficial de su secretariado.

 

Lacava

 

Más apunta a un falso positivo montado por paramilitares colombianos con el fin de crear una respuesta inadecuada del gobierno bolivariano que encienda la chispa de la guerra. Eso es lo que quieren nuestros enemigos: violencia y guerra como pretexto de una intervención multilateral contra nuestro país. Y por eso la prudencia y el sentido común deben guiar las duras respuestas militares que haya que dar a este hecho. Queremos paz, pero como lo canta Alí Primera: “si hay que hacer la guerra, la guerra se hará, para ver los niños felices jugar que después la guerra estará de más”.

 

Leer también: Eduardo Piñate: Clase obrera, economía comunal y socialismo

 

Sicariato:

No se puede permitir y mucho menos cuando los motivos son políticos. No puede ser que alguien le pague a otro para que asesine a Fulano. La vida y la muerte no pueden ser un negocio que se despache en términos de una relación mercantil. Y repito: más repudiable es (si es que puede serlo) cuando el móvil es político.

Lacava

Por eso rechazamos de manera contundente el alevoso, vil y cobarde asesinato del dirigente agrario Luis Fajardo, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela, integrante de la Comisión Agraria Nacional del PCV y de la Corriente Clasista Campesina “Nicomedes Abreu”; hecho acaecido el día 31 de octubre, en horas de la noche. Luis Fajardo, oriundo de la población de San Nicolás, Edo. Portuguesa, se desarrolló como líder de las luchas campesinas en el Eje Panamericano del Edo. Mérida, entidad donde estaba radicado desde hacía años y en la que se destacó por su consecuente lucha en favor de los intereses de la clase campesina en las zonas del Sur del Lago de Maracaibo.

Fue también protagonista de la “Marcha Campesina Admirable” y dirigió junto a más de 300 familias campesinas la recuperación de 600hs de tierras en Caño Rico, Zulia, cuya confrontación lo enfrentó a poderosas mafias de terratenientes que cuentan con el abierto apoyo de factores políticos y militares que actúan con total impunidad en la región fronteriza, que comprende los estados Zulia, Mérida y Táchira.

Por eso repudiamos y lamentamos su asesinato y el de Javier Aldana, campesino que lo acompañaba y solicitamos a las autoridades competentes que se realicen las investigaciones que permitan ubicar, juzgar y castigar a los autores intelectuales y materiales de este crimen que le pone un punto negro a la hoja de vida de la revolución bolivariana. Verdad y justicia quiere el pueblo. Honor y gloria a los hombres y mujeres que caen en la lucha diaria por la construcción del socialismo!

 

 

¿Guerra perdida?:

Nada cuesta lo que nos dicen que cuesta. Los precios no se mantienen por más de dos días. El aumento salarial se volvió sal y agua. El pasaje urbano ya cuesta 5 BsS. Los aguinaldos y utilidades si acaso alcanzan para hacer un mercado; estrenos, hallacas, Niño Jesús, Ponche Crema NO HAY. Estamos en guerra, una terrible y prolongada guerra donde muchos de los enemigos viven, duermen y se enriquecen desde adentro, disfrazados de Chavistas. No es rendición ni desánimo, pero así están las cosas.

 

Ciudad VLC/@JoseGBlancoC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here