Un equipo de investigadores de la Universidad Oberta de Cataluña, España, y del Hospital General de Massachusetts de Boston, Estados Unidos (EEUU), analizaron de forma sistemática 116 estudios científicos diferentes con el fin de conocer la influencia de los videojuegos en nuestro comportamiento y nuestro cerebro, recogió la revista Frontiers in Human Neuroscience.

 

Según el estudio, jugar videojuegos no solo modifica el funcionamiento de nuestro cerebro, sino también su estructura, ya que se dan cambios significativos en muchas regiones de este.

 

No son tan malos como parecen

Los científicos concluyeron que jugar con estos aparatos mejora la atención sostenida y la selectiva. Asimismo, el uso de juegos de video aumenta el tamaño del cerebro, así como el desempeño de partes del cerebro responsables de las habilidades visoespeciales, es decir, la capacidad que tienen las personas para representar, analizar y manipular objetos mentales.

 

La investigación también arrojó que cuando se trata de videojuegos no todo es positivo, ya que estos pueden presenta síntomas parecidos a los de las personas que son adictas a las apuestas o las compras.

 

NOTICIA RELACIONADA: FIFA 18 O PES 18: ¿CUÁL ES MÁS REALISTA?

 

Los juegos de video pueden causar la modificación del sistema de recompensa del cerebro que bombea dopamina, hormona responsable del placer, lo que podría desencadenar que los jugadores se conviertan en auténticos adictos.

 

 

Ciudad VLC/ÚN/TeleSur

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here