pensiones

La fecha se anuncia sola; un día nos levantamos y vemos las calles llenas de viejitos y viejitas rumbo a los bancos a cobrar sus pensiones. Más de un desprevenido se encuentra el banco full y debe dejar su diligencia para otro día. ¡Están pagando pensiones! Pero no todo es alegría. Quejas hay muchas y hoy día, generalizadas.

“Solo nos pagan en efectivo un máximo de 2 millones de bolívares. Por tanto tenemos que ir hasta 4 y 5 veces al banco para disponer  de nuestro dinero completo. Y las colas, usted lo sabe, no son normales”. Eso me dice la Sra. Yolanda de Medina, mientras hace la cola en un popular banco privado al que no quiero ni nombrar para no hacerle propaganda gratuita. Y aunque hablamos de Valencia, la situación se repite por todo el país.

 

“Mire, señor, usted que es periodista diga esto a ver si el gobierno hace algo; ¿Sabe cuál es la última? Nos quieren pagar con billetes de 50 y 100 mil bolívares. ¡Y eso no los acepta nadie, ni los bachaqueros! Así, con mirada triste y rabiosa, me aborda Rogelio, un pensionado que camina por el CC “Paseo Las Industrias” mientras su hija le hace la cola en uno de los bancos que ahí funcionan.

Y es que no vale resolución de SUDEBAN ni exhorto presidencial: la banca, tanto la pública como la privada, persiste en pagar a los pensionados por cuotas, que según nos explicaron en nuestro recorrido, son de un máximo de 2 millones de bolívares, los cuales según la Sra. María de Los Ángeles, “No alcanza ni para un kilo de harina pan”. Se entiende entonces la lucha de los viejitos por el efectivo; con él la pensión les rinde hasta el triple, pues pueden comprar alimentos hasta por tres veces menos su valor si pagan en billete contante y sonante.

Total, una vez más el cobro de las pensiones para jubilados y pensionados deja ver dos caras: por un lado la alegría de recibir un beneficio que es pagado puntualmente y que ayuda a muchas familias venezolanas a sobrellevar la terrible crisis que atravesamos; y por el otro la molestia causada por la espera, las colas, la falta de efectivo y el irrespeto de la banca pública y privada a quienes dieron su vida útil para el desarrollo del país.

 

Leer más: Elucubraciones-José Gregorio Blanco

 

Ciudad VLC/José Gregorio Blanco

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here