Lula da Silva

Grandiosas manifestaciones de solidaridad y apoyo a Luiz Inácio Lula da Silva colman las calles de las principales ciudades de Brasil, destacan por su efusividad y valentía frente a los cordones policiales implementados como una pretendida contención por el presidente de facto Temer.

 

En Curitiba, capital del estado de Paraná, situada al sureste del gigante del sur donde se encuentra la prisión de la infamia, miles de personas salieron a manifestarse para que se cumpla la decisión de la justicia de liberar al líder encarcelado desde el pasado 7 de abril.

 

Miles de personas en las calles de Curitiba esperan la salida de Lula da Silva.

NOTICIA RELACIONADA: FISCALES DENUNCIAN A ROGÉRIO FAVRETO, JUEZ QUE ORDENÓ LIBERACIÓN DE LULA

 

Las próximas horas serían cruciales para el destino político de Lula da Silva, quien de manera lapidaria ha manifestado: “Muerto me convierto en Mártir, preso en héroe, libre en presidente”. La decisión de su liberación responde a un recurso de “Habeas corpus” admitido por el Tribunal Supremo Regional de Porto Alegre a favor del ex mandatario, condenado a 12 años de prisión por presuntos casos de corrupción en torno a la estatal petrolera Petrobras y la constructora Odebrecht.

 

LOS JUECES Y LA POLÍTICA

Sorprende cómo se ha convertido en una tendencia la judicializacion de la política, la utilización de jueces para socavar la integridad de líderes progresistas del continente, de este fenómeno da cuenta la reciente orden de aprehensión dictada desde Ecuador contra Rafael Correa, en una maniobra similar pero con apoyo parlamentario contra Dilma Roussef, mas al sur Cristina Fernández y esperando turno Evo Morales.

 

Los factores de la reacción parecen desconocer la fuerza incontenible de los pueblos, cuyos líderes son simplemente y como dijera el libertador Simón Bolívar: “…Una simple paja arrastrada por el huracán revolucionario”.

 

NO DEJES DE LEER: COMUNICADO OFICIAL DEL PT: ¡LIBERTAD DE LULA ES LA LIBERTAD DE BRASIL!

 

QUIEN TENGA DUDAS MIRE HACIA MÉXICO

La semana pasada el pueblo azteca dio una lección al mundo, en medio de un clima enrarecido por la violencia fratricida, signado por el asesinato de políticos, candidatos y líderes sociales aspirantes al voto popular, se volcó masivamente a las urnas en apoyo al candidato de la izquierda Andrés Manuel López Obrador. Citando al presidente mártir de la Unidad Popular Chilena: “La historia es nuestra y la hacen los pueblos” (Salvador Allende 1973). Y es que como dijo el poeta: “Cortarán las flores, pero no detendrán la primavera”.

 

 

ISMAEL NOE VALECILLOS

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here