Luiz Inácio Lula Da Silva fundador del Partido de los Trabajadores (PT), preso desde abril de 2018, fue habilitado por la Justicia esta semana para dar su primera entrevista desde la prisión de Curitiba.

 

El ex mandatario brasileño no teme quedar detenido, asegurando que duerme con su conciencia tranquila. «Estoy seguro que el que no duerme es el juez Sergio Moro«, aseveró.

 

A continuación parte de la entrevista.

MÓNICA BERGAMO: Es lo siguiente, presidente, hablemos sobre su detención. Aquel fue un día histórico en Brasil nos gustaría saber qué le pasó por la cabeza cuando estaba siendo detenido y se lo llevaban a prisión.

 

LULA: Mira, yo, durante todo el proceso, no sé si te lo llegué a comentar en la entrevista que hicimos, yo siempre estuve seguro desde que comenzó el discurso y el proceso de la Operación Lava Jato que aquello tenía un objetivo central y que era yo.

 

De hecho una periodista importante y amiga común Teresa Cruvinel, en la época, escribió un artículo estupendo en el que decía: “en realidad, lo que ellos quieren es a Lula”.

 

TE VA A INTERESAR: ABC DE ESPAÑA PUBLICA ESPECIAL DE VENEZUELA CON FOTOS DE YEMEN

 

Y quedó cada vez más claro en todas las declaraciones. La propia prensa así lo retrataba “han detenido a fulano» “llegarán a Lula” «han detenido a mengano…»

 

Y a muchos de los que eran detenidos, la primera pregunta que le hacían era “¿conoce usted a Lula?”. «¿Usted es amigo de Lula? ¿Usted hizo alguna cosa con…?” a todo el mundo…

 

Y eso lo sabía porque salía en la prensa, porque las personas me lo contaban o porque su abogado lo comentaba con mi abogado y se hizo cada vez más patente que el objetivo era llegar a mí.

 

A algunos compañeros del PT no les gustaba que lo dijera porque decían que el paso siguiente era criminalizar el PT. Pues bien, cuando quedó claro que era el objetivo central efectivamente… había mucha gente que pensaba que yo debía abandonar Brasil, mucha gente pensaba que debía meterme en una embajada, mucha gente pensaba que debía huir y tomé la decisión, Mónica, mi lugar es aquí.

 

Estoy obsesionado con desenmascarar a Moro, desenmascarar a Dellagnol y a su grupo, con desenmascarar a aquellos que me condenaron que yo puedo estar preso 100 años. Pero nunca cambiaré mi dignidad por mi libertad.

 

Yo quiero probar la farsa que hay montada, quiero probarlo. Montada aquí dentro, en un departamento de Justicia de EE.UU. con declaraciones de fiscales con una película grabada y ahora todo más agravado con la creación de la Fundación Criança Esperança de Dellagnol, ¿tomando 2,5 mil millones de reales de la Petrobras para crear una fundación para él?. Más los 6.800 de la Odebrecht y más no sé cuántas otras cosas.

 

«nunca cambiaré mi dignidad por mi libertad».

 

Yo tengo una obsesión. Tú sabes que yo no tengo odio, que no guardo rencor, que a mi edad, cuando sentimos odio, morimos antes.

 

Por eso, como yo quiero vivir hasta los 120, porque soy un ser humano que nació para vivir hasta los 120, voy a trabajar mucho para probar mi inocencia y la farsa que fue montada.

 

Por eso vine para acá con mucha tranquilidad. Incluso aquel día hubo una discusión en el sindicato, entre los que querían que yo me entregara y los que no querían.

 

Y tomé la decisión, no, yo voy.

Voy. No voy a esperar a que vengan a por mí, yo iré a buscarlos, porque quiero estar preso cerca de Moro, lo que pasa es que Moro salió de aquí, pero yo quiero estar cerca porque tengo que probar mi inocencia.

 

Chomsky: Lula es el preso político más caro del mundo

[Bergamo] Aunque puede ser que tenga que estar aquí para siempre, eso es un hecho. ¿cree que tomó la decisión correcta?

LULA: Tomaría la misma decisión de nuevo.

[Bergamo] ¿Usted ya ha pensado que puede quedarse aquí para siempre?

LULA: No hay problema. Yo estoy seguro de que duermo todos los días con mi conciencia tranquila, estoy seguro de que Dellagnol no duerme y estoy seguro de que Moro no duerme.

B. ¿Y aquel juez del TRF-4 que ni siquiera leyó la sentencia? Hicieron un acuerdo allí era mejor que solo uno la hubiera leído y decir “mira, vamos a votar todos lo mismo”.

L. Entonces, yo quiero, sinceramente, que quien como yo tiene 73 años que construyó la vida que construyó en este país, que estableció las relaciones que yo establecí en este país, que hizo un gobierno como el que yo hice en este país, que recuperó el orgullo y la autoestima del pueblo brasileño, como yo y vosotros hicimos en mi periodo de gobierno…

 

L. No me voy a rendir. Ellos saben que aquí tienen a un pernambucano cabeza dura, lo digo siempre, quien nace en Pernambuco y no murió de hambre hasta lo cinco años de edad no se curva ante nada. ¿Crees que no me gustaría estar en casa?

 

L. Me encantaría estar en casa con mi mujer, con mis hijos, me encantaría estar en casa con mis nietos Me encantaría estar en casa con mis compañeros pero no tengo ningún problema porque yo quiero salir de aquí con la cabeza erguida como entré: inocente. Y solo puedo conseguirlo con valor y luchando.

 

B. – Presidente. Recientemente, el ministro Paulo Guedes dijo que usted no cometió ningún delito, que no robó. Es un ministro de Bolsonaro admitiéndolo. Poco después el magistrado Marco Aurelio ha dicho que tampoco ve indicios de delito en triplex de Guarujá.

 

B. Y Mauricio Dieter que es uno de los criminalistas más importantes dice que leyó el proceso y que no hay delito material para su condena, ¿usted cree que ahora con la devolución del dinero que fue pagado por su esposa por el triplex, usted cree que podría conseguir su absolución? ¿Lo cree?.

 

L. Por increíble que parezca, lo creo. En esas cosas continúo teniendo “Lulinha paz y amor” en la cabeza. Yo todavía creo en la construcción de un mundo mejor, de justicia.

 

¿Qué pienso sobre la vida? Creo que llegará el día en que las personas que me juzgarán estarán preocupadas con los autos del proceso, estarán preocupadas con las pruebas presentadas en el proceso, y no con el titular del telediario y no con las portadas de las revistas, y no con las mentiras de las fake news.

 

Las personas se comportarán como jueces supremos de una corte que no se puede recurrir.

 

L. Sabe, esa corte ya tomó decisiones muy importantes. Esa corte ya votó, por ejemplo, el uso de células madre contra buena parte de la Iglesia Católica. Esa corte ya votó la cuestión de la Raposa Serra do Sol, contra los poderosos del arroz en el estado de Roraima.

En esa misma corte se votó la unión civil homosexual contra todos los prejuicios evangélicos, en esa corte se votó las cuotas para que los negros pudieran entrar. Así que ya demostró tener valor y se comportó.

 

En cuanto a mí, lo único que quiero es que se vote de acuerdo con los autos del proceso. No pido el favor de nadie, no quiero el favor de nadie, ¿sabe?

 

Yo lo único que quiero es que las personas, por amor de Dios, juzguen en función de la pruebas porque yo estoy seguro, yo estoy seguro y Moro también, que la gente que no confiesa ahora, confesará el día de la extremaunción.

 

Él sabe que yo soy inocente, ese Dellagnol sabe que es un mentiroso y mintió sobre mí. Entonces yo estoy aquí para buscar justicia, para probar mi inocencia, pero me preocupa mucho más lo que le está pasando a los brasileños, porque yo puedo pelear pero el pueblo no siempre puede.

 

[Fernandes] Presidente, volviendo al asunto de Mónica, al principio, sobre su detención, la muerte de su hermano y después la muerte de su nieto Artur. ¿Qué queda en la vida después de pasar por eso?. Es decir, ¿qué queda?

 

LULA. Mira, Florestan, te voy a contar una cosa, esos dos momentos fueron los más graves. Podría incluir la pérdida de un compañero como Sigmaringa Seixas que era mi compañero de decenas de años…

 

La muerte de mi hermano Vavá, Vavá era como si fuera el padre de familia. Y la muerte de mi nieto es algo que efectivamente… no… Yo a veces pienso que sería mucho más fácil que yo me hubiese muerto.

 

Yo ya viví 73 años, podría morir y dejar a mi nieto vivir. Pero no son apenas esos momentos los que nos dejan tristes. Yo soy un hombre que intento ser alegre, intento trabajar bastante la cuestión del odio, en serio, trabajo bastante para vencer al odio, el daño profundo.

 

Y cuando veo a esa gente que me condenó en tv sabiendo que son mentirosos, que forzaron una historia… Aquella historia del power point del señor Dellagnol, ni su bisnieto se lo va a creer. Ese mesianismo ignorante…

 

Entonces yo tengo muchos momentos de tristeza aquí. Pero lo que me mantiene vivo, y es eso lo que tienen que saber, es que yo tengo un compromiso con este país. Yo tengo un compromiso con este pueblo y yo estoy viendo la obsesión de ahora. La obsesión con destruir la soberanía nacional.

 

La obsesión con destruir empleos, la obsesión con reunir 1 billón, ¿para qué? ¿a costa de los jubilados?

Si ellos leyeran algo, si conversaran sabrían que, este ciudadano analfabeto, cuarto curso de primaria y un curso de tornero mecánico, reunió 370 mil millones de dólares de reservas que a R$ 4 el $ da más de un billón doscientos sin causar perjuicio a ningún brasileño.

 

Si quieren reunir un billón, hay una fórmula secreta: coloca al pueblo en el presupuesto nacional segundo, genere empleo, genere crédito para las personas, ¿el pueblo debe?, debe entonces quitar todos los colgajos de la deuda del pueblo para pagar solo lo esencial al banco y vas a darte cuenta de que la gente vuelve a poder comprar.

 

Un país que no genera empleo, ni salario ni consumo, no genera renta, ¿quieres tomar un billón de los jubilados y de los ancianos? A Guedes debería darle vergüenza.

 

¿Dónde hizo la carrera de Economía?. Si quiere que me visite y discuto con él cómo se resuelve ese problema de los pobres sin causar perjuicio a los pobres.

 

¿Por qué no nos muestra a los privilegiados? ¿No dice que van a acabar con los privilegios? Publica en el periódico la lista de los 10 privilegiados. Coloca su nombre, su CPF (certificado de persona física). No, a por el pobre que va a tener que trabajar hasta los 65 años, que va a tener que contribuir 40 años.

 

No se da cuenta de que mucha gente muere sin ni siquiera llegar a esa edad. Así que lamento profundamente, lamento profundamente el desastre que está ocurriendo en este país y es por ello que me mantengo en pie.

 

El día que yo salga de aquí, ellos lo saben, ese día ya estaré en la carretera para, junto al pueblo, levantar la cabeza y no dejar que entreguen Brasil a los americanos. Para acabar con ese complejo de chucho. Nunca vi a un presidente hacer el saludo militar a la bandera americana.

 

Nunca vi a un presidente ir diciendo por ahí “yo amo los EE UU”. Ama a tu madre, a tu país. ¿Para qué amar a EE UU? ¿Alguien piensa que EE UU va a favorecer a Brasil?

 

Americano piensa en el pueblo americano, en primer lugar, piensa en el pueblo americano, en segundo lugar, en el pueblo americano, en tercer y hasta en quinto y si sobra tiempo piensa en el pueblo americano.

 

Y ahí se quedan los lacayos brasileños creyendo que los americanos van a hacer algo por nosotros. Quien tiene que hacer algo por nosotros, somos nosotros, acabar con el complejo de chucho, levantar la cabeza y la solución de los problemas de Brasil está dentro de Brasil.

 

[Bergamo] Presidente, antes de seguir hablando de la reforma de las pensiones, ¿podría explicar cómo es su rutina dentro de la prisión? ¿Pasa mucho tiempo solo? Tuve la oportunidad de entrevistar a otras personas detenidas pero estaban con otras personas en la celda.

 

LULA. Yo estoy solo.

 

Bergamo. ¿Cómo se vive cuando el tiempo no pasa?

 

LULA. Te cuento, yo leo, veo los pen-drive que me envía el personal, veo películas, muchas películas, muchas series, muchos discursos, muchas clases. Por ejemplo, hice en mi celda, yo en realidad no la llamo celda, la llamo sala porque es mejor.

 

Hice un curso sobre Canudos. Hay un curso en el canal Paz y Bien sobre Canudos, re-contando la historia y mostrando las mentiras que Euclides da Cunha contó sobre los Sertoes, perdón sobre Canudos Es decir, la historia no es aquella.

 

Hice un curso de ocho clases y ahora he sugerido «a Mauro Lopes del canal», «Paz y Bien»» que haga un curso sobre los retratos de Brasil. «Sobre todas las luchas sociales de Brasil y ahora creo que todos los lunes dan unas clases».

 

Espero hacer unas cuatro o cinco, recibo un pen-drive, voy viéndolas y voy aprendiendo. Y así cuando salga de aquí, seré doctor.

 

Lula Da Silva/Ciudad VLC
Lula mostró entereza y ratificó su inocencia durante la entrevista

[Bergamo] Presidente, usted… Me gustaría hacerle dos preguntas en una. En el día a día, ¿usted lava su propia ropa? ¿La prisión le ha cambiado?

 

LULA. Te cuento, yo siempre tuve ganas de vivir solo. Cuando me quedé viudo la primera vez en 1971 me enfadé con mi madre porque mi sueño era alquilar un estudio y vivir solo.

 

Mi madre vivía con mi hermana. Mi madre dejó a mi hermana, vino a mi casa y me exigió que alquilase una casa para vivir conmigo. Viví con mi madre durante tres años y medio.

 

Entonces, yo siempre quise vivir solo. Aquel sueño que nunca realicé, ¿sabes?. Tirar los calzoncillos para un lado, los calcetines para otro, la camiseta. Es decir, no tener que recoger, no tener que darle explicaciones a nadie y nadie detrás de mí diciendo “recoge y mete las cosas en los cajones” o “ponlo en la ducha”.

 

Hoy en día, es así, pero ocupo mi tiempo viendo muchas cosas. Veo reuniones.

 

B. ¿Usted lava su ropa?

L. No

B. ¿No, alguien lo hace?

L. Se lo envío a mi gente para que lo haga. Es así, yo disfruto de la soledad intentando aprender, intentando mentalizar mi espiritualidad, intentando acercarme al ser humano, intentando ser un poco más humano.

 

Creo que voy a salir de aquí mejor de lo que entré, con menos rabia de algunas personas. Voy a salir de aquí un buen ciudadano. Y motivado para pelear.

 

Estoy loco por hacer una caravana.

 

[Fernandes] En la puerta hay un grupo de personas, de militantes, que todos los días desea buenos días, buenas tardes y buenas noches a usted ¿usted los oye gritar buenos días, buenas tardes y buenas noches? ¿Qué le produce?

 

LULA. Yo escucho todo el santo día buenos días, buenas tardes, buenas noches. Y cuando organizan actividades instalan unos altavoces, algo mejor. Los escucho desde las 9h a las 21h, o sea…La música, el canto, todo.

 

Yo sinceramente no sé cómo voy a agradecérselo algún día a esas personas. Hay gente que está ahí fuera desde el día que llegué, va a casa temprano lava ropa y vuelve. Seré eternamente grato. No sé si eso ya ocurrió alguna vez en la historia, pero yo sinceramente no sé cómo lo voy a agradecer.

 

Ya se lo he dicho a todos, claro, la policía tiene sus reglas, mi gente tiene sus reglas pero cuando salga de aquí quiero ir a encontrarme con ellos y meterme en medio.

 

El primer aguardiente me lo quiero tomar con ellos y brindar.

 

Ismael Noé / Ciudad VLC

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here