Las ojivas nucleares son un riesgo de guerra, advierte Rusia. El despliegue de submarinos con misiles nucleares de baja potencia de parte Estados Unidos, buscan aumentar la probabilidad de una guerra nuclear.
Serguéi Riabkov, viceministro ruso de exteriores, aseguró que el despliegue de la ojiva W76-2 en los submarinos de EE.UU. en el marco de fortalecer la disuasión, había causado a Rusia una gran preocupación por la estrategia nuclear del país norteamericano.

«La aparición en portadores estratégicos de ojivas de baja potencia significa que, además de riesgo, los argumentos expresados anteriormente por el lado estadounidense sobre el posible uso de dicho dispositivo, ahora se están realizando en forma de metal, es decir como productos”, destacó Riabkov.

Riabkov señaló que el rearme del país y los “modelos prometedores de equipo militar” significan que las ojivas estadounidenses no son una amenaza directa para la seguridad de Rusia, pero sí preocupantes.

¿Será que la disputa con ojivas llegará a la América Latina el siglo XXI?

“Esto refleja el hecho de que Estados Unidos está realmente bajando el umbral nuclear y que están reconociendo la posibilidad de que libren una guerra nuclear limitada y ganen esta guerra. Esto es extremadamente alarmante”, puso de relieve el viceministro de Exteriores ruso.

Ojivas de misil balístico de baja potencia

Riabkov hizo estas declaraciones un día después de que el Departamento de Defensa de EE.UU. anunciara que la Marina norteamericana había desplegado ojivas de misil balístico de baja potencia lanzada por submarinos, algo que el Pentágono considera fundamental para contrarrestar la amenaza que representa el arsenal de armas nucleares de Rusia.

Washington probó el misil balístico, mientras que varios exfuncionarios de alto rango de la Administración estadounidense, enfatizaron que las armas aumentan el potencial de conflicto nuclear.

A su vez, el presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes (Cámara Baja del Congreso) de EE.UU. Adam Smith, calificó esta decisión de la Casa Blanca como “equivocada y peligrosa”.

Los estadounidenses no estarán más seguros

“El despliegue de estas ojivas no ayuda a que los estadounidenses estén más seguros. En cambio, este despliegue desestabilizador aumenta aún más el potencial de error de cálculo durante una crisis”, expresó.

Al respecto, las autoridades rusas han alertado, en reiteradas ocasiones, que probar y desarrollar nuevas ojivas nucleares por parte de Washington, aumentará el riesgo de una devastadora guerra atómica.

Aparte del abandono del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, suscrito en 1987 entre Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

EE.UU. se retiró en 2002 del Tratado de Misiles Antibalísticos y ha anunciado su decisión de no debatir ninguna prórroga del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III), temas que han suscitado gran preocupación en Rusia y otros países del mundo.

 

Ciudad VLC/Gustavo Claret VQ Hispan TV

Deja un comentario