El presidente estadounidense, Donald Trump, confirmó que este domingo comenzaron las redadas contra inmigrantes ilegales en todo Estados Unidos (EE.UU.), con orden de abandonar el territorio nacional. 

 

«A las personas que entran de manera ilegal a este país las sacamos legalmente», comunicó este mandatario el pasado 12 de julio.

 

 

En junio, el inquilino de la Casa Blanca había advertido a través de Twitter que deseaba retomar las deportaciones de inmigrantes ilegales después del 4 de julio, Día de la Independencia de EE.UU.

 

LEE TAMBIÉN: APAGÓN PARCIAL EN MANHATTAN SE DEBIÓ A UN PROBLEMA MECÁNICO

 

Sin embargo, Trump pospuso esa medida a petición de los representantes del Partido Demócrata en el Congreso estadounidense.

 

Redadas contra inmigrantes

 

 

Redadas contra inmigrantes en New York comenzaron el sábado

A pesar de que se esperaba que las redadas empiecen este domingo, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, indicó el sábado en su cuenta de Twitter que recibió reportes de que en la ciudad ya está en marcha la represión contra inmigrantes, y aclaró que los dos operativos registrados no tuvieron éxito.

 

 

El alcalde demócrata además compartió información para asesorar a los inmigrantes sobre sus derechos.

 

 

Buscan a los inmigrantes que tiene orden de ser deportados

El Departamento de Inmigración y control de Aduanas de EE.UU. se centrará en los cerca de 2 mil inmigrantes que tienen orden de ser deportados por no comparecer ante un tribunal, detalla la cadena CBS News.

 

Redadas contra inmigrantes

 

Al respecto, diversos activistas se quejaron de que muchas de esas personas no recibieron una notificación adecuada de la fecha en que debían presentarse en el juzgado.

 

Washington activará este gran operativo al menos en 10 ciudades y también tendrá en la mira a quienes se encuentren en los lugares de los hechos, incluso si no forman parte del objetivo.

 

En esas deportaciones podrían estar implicadas familias enteras, que serían recluidas en centros de detención ubicados en Texas y Pensilvania.

 

 

Matthew Albence, jefe de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE, por sus siglas en inglés), ya anunció la medida esta semana y recordó que estas iniciativas tuvieron lugar en 2016 y 2017, con el entonces presidente Barack Obama y el actual mandatario, Donald Trump, respectivamente.

 

 

Legisladores informaron a inmigrantes sobre sus derechos

Gran cantidad de autoridades locales se mostraron en contra y hasta pusieron en evidencia la división que existe en el Departamento de Seguridad Nacional, encargado de las deportaciones.

 

 

Algunos legisladores, en su mayoría demócratas, trataron de informar a los inmigrantes sobre sus derechos y difundieron que pueden asesorarse a través de diferentes líneas de ayuda.

 

Durante una audiencia sobre el tema, varios de esos legisladores dijeron que temían que las próximas detenciones puedan alejar a niños inmigrantes de sus familias.

 

 

El éxito de la operación está condicionado por el hecho de que los agentes de la ICE no pueden ingresar en un domicilio sin una orden judicial.

 

 

Política migratoria busca frenar flujo de inmigrantes centroamericanos

En los últimos meses, la Administración de Trump enfocó su política migratoria en detener el flujo de inmigrantes, en su mayoría de Centroamérica, que cruzan a diario la frontera entre EE.UU. y México para solicitar asilo.

 

 

Desde hace varios días, diferentes instituciones gubernamentales y medios de comunicación denuncian las condiciones infrahumanas e insalubres en que viven niños y mayores alojados en instalaciones fronterizas superpobladas.

 

Por su parte, el Gobierno de México aseguró que reforzará las medidas de asistencia en sus consulados en EE.UU. y su Cancillería estableció un servicio del Centro de Información y Asistencia a Mexicanos (CIAM) para los mexicanos que requieran ayuda consular.

 

 

 

Redadas caldearon los ánimos de la población

A pesar de que las operaciones empezado parcialmente en ciertos puntos, provocaron la indignación del pueblo estadounidense que ya se manifestó con pequeñas marchas a lo largo del país para rechazar esta campaña contra los inmigrantes ilegales.

 

Ya el inquilino de la Casa Blanca había informado que deportaría a millones de extranjeros ilegales, en línea con su discurso de lucha contra la inmigración, que constituye uno de los pilares de su campaña y de gobierno.

 

LEA TAMBIÉN: EE.UU. DEPORTARÁ A LOS  INMIGRANTES ILEGALES.

 

Sin embargo, la operación fue retrasada con el fin de dar tiempo al Congreso a que busque un compromiso sobre las medidas de seguridad para adoptar en la frontera con México.

 

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT e Hispantv.

2 Comentarios

Deja un comentario