El venezolano Rubén Limardo, campeón olímpico de esgrima en Londres 2012, se lesionó el pasado 6 de mayo durante su participación en la competencia de espada del Gran Prix de Cali, Colombia.

 

Sin embargo, más allá de la triste noticia de su lesión -que posiblemente le dificulte su camino a Tokio 2020– destacaron los vejámenes y maltratos que recibió el esgrimista, a quien la federación neogranadina de esgrima se negó a trasladarlo a un centro asistencial privado, todo por tratarse de un venezolano.

 

“Aquí a los venezolanos los tratamos como perros o animales, unos más de los migrantes que vienen”.

Así lo denunció la doctora Elkis Weinhold, quien narró la experiencia a la fue sometido el atleta venezolano: “Aquel hospital era lo peor que habían visto en su vida, imaginen un campamento de guerra, así tal cual (…) le colocaron al lado un herido de varias puñaladas desangrándose, heridos de balas, fracturados, aplastados, en fin, nadie le paraba”.

 

Destacó que Rubén Limardo demoró horas para poder recibir asistencia médica. “Luego de estar ahí un buen rato y de que nuestro presidente de la federación armara tremendo rollo, e inmediatamente se quisieran ir, los mandaron a parar en la salida con unos policías, porque tenían que pagar la cuenta, 452 dólares (en el supuesto hospital público) por hacerle nada”.

 

QUIZÁS TE INTERESE: MIRA QUIÉN DIRIGIRÁ A TROTAMUNDOS DE CARABOBO LA PRÓXIMA TEMPORADA

 

Posteriormente conversó vía telefónica con uno de los directivos del hospital quien expresó: “Aquí a los venezolanos los tratamos como perros o animales, unos más de los migrantes que vienen”.

 

«desde los porteros, enfermeras, médicos y personal directivo del hospital, procuraron hacer lo peor que pudieron contra los venezolanos que estaban allí»

Tras demostrar que eran atletas, lo remitieron para que le tomaran un Rayos X, sin antes asegurarse de que pagaran para luego dejarlos ir.

 

“Nuestra federación, nuestro Gobierno, quería atender a nuestro campeón olímpico como lo amerita cualquier venezolano que lo requiera, y no era posible, desde los porteros, enfermeras, médicos y personal directivo del hospital, procuraron hacer lo peor que pudieron contra los venezolanos que estaban allí. Prácticamente secuestrados y sometidos a tortura psicológica”, declaró la galena.

 

Por último, la doctora enfatizó que este tipo de situaciones no se pueden soportar, por lo tanto, se van a tomar la medidas correspondientes, como denunciar este maltrato en todas las instancias internacionales.

 

“Pensar que aún hay quienes dicen que se van a Colombia para vivir mejor”, ironizó.

 

 

Ely Reyes/Ciudad VLC/Con información de LaIguana.TV

2 Comentarios

  1. Se nota que todo lo dicho es mentira y de verdad se demuestra lo mal agradecidos que son muchos venezolanos, triste que la representante de un campeón olímpico sea así

Deja un comentario