Esta semana en Brasil, tras ser apuñalado en una reyerta, un maestro de capoeira falleció mientras que varias mujeres resultaron heridas en varios episodios de extrema violencia protagonizados por seguidores del líder de la ultraderecha y de los evangélicos en ese país, Jair Bolsonaro, candidato a la Presidencia de Brasil.

El discurso homófobo, misógino y racista del exmilitar cala entre sus seguidores, que trasladaron ese odio a las calles de Brasil, más específicamente en contra de los seguidores del candidato de la izquierda, Fernando Haddad.

Este ocho de octubre en la madrugada falleció Moa do Katendê, de 63 años, compositor y profesor de capoeira, tras recibir 12 cuchilladas por un seguidor de Bolsonaro, en un bar de Salvador de Bahía, en mitad de una discusión política.

 

Tanto Bolsonaro como Haddad rechazaron la violencia

Tanto Bolsonaro como su rival Fernando Haddad, candidato de izquierda, manifestaron su rechazo.

La libertad de opinión debe ser garantizada en este país en el respeto al ciudadano para que así las personas no sean agredidas por lo que piensan“, señaló Haddad.

Por su parte, el candidato ultraderechista, que también es el candidato de los evangélicos y que recibió un ataque con cuchillo durante un acto de campaña el pasado 6 de septiembre, dijo no estar de acuerdo en el empleo de la violencia. 

 

El fascismo se extiende por todo Brasil

Cuando todavía las redes lloraban la muerte del profesor de capoeira, una nueva agresión volvía a incendiarlas.

Una joven de 19 años de Porto Alegre denunciaba haber sido víctima de un ataque por parte de tres hombres que le golpearon y marcaron con una navaja en su vientre una esvástica. 

Según la víctima, la agresión se produjo porque llevaba en su mochila una pegatina con la bandera LGTB, en la que se podía leer “EleNão (ÉlNo)”, la consigna utilizada en Brasil para protestar contra Bolsonaro.

LEA TAMBIÉN: DE ESTO ACUSÓ HADDAD DE SU RIVAL

La investigación está en curso, aunque un miembro de la Comisaría de Porto Alegre declaró a la BBC que los agresores todavía no están identificados. También aseguró que las marcas realizadas en el cuerpo de la chica no eran un símbolo extremista. 

“Es un símbolo budista, de armonía, de amor, paz y fraternidad”, comentó.

Las fotografías de otra mujer completamente magullada, que sufrió una paliza por seguidores de Bolsonaro, encendieron las alarmas de muchos internautas.

Acabo de recibir la noticia de que una amiga la agredieron brutalmente por seguidores de Bolsonaro. Estoy completamente devastada, sentimiento de muerte, desesperación. Pude ser yo, pudo ser cualquiera de nosotras. Agredida cobardemente por dos hombres y una mujer“, se lamenta una amiga a través de su cuenta de Twitter.

 

Ciudad VLC/Actualidad RT

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here