Corea del Norte ha entregado a Estados Unidos los posibles restos de soldados muertos en la Guerra de Corea, como parte de un compromiso asumido por el líder norcoreano, Kim Jong Un, con el presidente Donald Trump.

 

Un avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que transportaba los restos aterrizó en la base aérea de Osan en Corea del Sur, donde se realizará una ceremonia formal el 1° de agosto, dijo la Casa Blanca en un comunicado la noche del jueves.

 

 

“Es una obligación solemne del gobierno de los Estados Unidos garantizar que los restos sean manejados con dignidad y debidamente contabilizados para que sus familias los reciban de manera honorable”, se lee en el comunicado.

 

El acuerdo para devolver los restos se hizo durante una cumbre histórica entre Kim y Trump en Singapur el mes pasado.

 

Como se recordará, el cuarto punto de la agenda trazada entre Kim y Trump establecía que Estados Unidos y la RPDC se comprometen a recuperar los restos de los prisioneros y los desaparecidos en guerra, incluida la repatriación inmediata de los ya identificados.

 

La Casa Blanca dijo que la medida era el primer paso para lograr la desnuclearización completa de la Península de Corea.

 

Ciudad VLC/New York Post

 

NO DEJES DE LEER:

Kim Jong-un se anotó un gol ante Donald Trump

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here