Luego de 47 años, este viernes la selección de Uruguay por fin logró romper con la maldición de no poder ganar en su partido de estreno desde el mundial de 1970, al derrotar a la selección de Egipto 1 gol por 0.

 

Un gol en las postrimerías del encuentro de José María Giménez le permitió a los dirigidos por Tabarez romper la maldición egipcia, cuya selección, que jugó sin su estrella Mohammed Salah, supo contener y anular el juego de Uruguay, que no consiguió durante todo el encuentro descifrar los complejos jeróglificos del entramado defensivo egipcio.

 

El esquema táctico planteado por el técnico de Egipto, Héctor Cúper, funcionó a la perfección durante todo el encuentro, y los charrúas solo pudieron llegar al gol producto de una pelota parada.

 

La selección uruguaya se topó una y otra vez con la red tejida por Cúper para contener la voracidad de Luis Suárez y Edinson Cavani, desesperados por las ocasiones erradas, hasta que Giménez coronó la pirámide en el minuto 89.

 

Gol de José María Giménez Uruguay Mundial Rusia 2018 | Ciudad VLC
El central del Atlético de Madrid metió el cabezazo salvador en el último minuto del tiempo reglamentario.

 

Sin embargo, el tacticismo de Héctor Cúper iba más allá del repliegue para salir al contragolpe. Los ‘faraones’ le discutieron la posesión a la medular ‘charrúa‘ para desconectar la solidez defensiva de la voracidad ofensiva rival.

 

Despiezada Uruguay, Egipto comenzó a ganar protagonismo en el encuentro conforme pasaban los minutos, generando cierto nerviosismo en los de Tabárez, que llegaban al encuentro con un exceso de confianza.

 

NOTICIA RELACIONADA: NO TE LO PIERDAS! ACÁ EL CALENDARIO Y HORARIOS DEL MUNDIAL RUSIA 2018

 

Una espectacular volea de Cavani propició el córner que no supo aprovechar Luis Suárez. El delantero del Barcelona no acertó a empujar al fondo de las mallas un balón que le cayó regalado del cielo. Desde todos los rincones del planeta cantaron gol, pero solo fue una ilusión óptica.

 

Ante la desesperación ‘charrúa’, Egipto se fue soltando hacia el área de Muslera. Aunque las ocasiones adolecían de precisión en los últimos metros para crear peligro, tras la reanudación empezaron a armarse de argumentos para pelear por los puntos.

 

Al carrusel de cambios le sucedió el de ocasiones erradas. El ‘crack’ del Barcelona redondeó su tarde aciaga, enviando dos nuevas oportunidades al limbo, alimentando la desesperación y ansiedad de la celeste.

 

Cuando Salah ya saboreaba el empate desde el banquillo, Cavani estrelló en la madera una falta que no hizo sino avisar a la oncena egipcia de lo que vendría segundos después en una falta botada por Sánchez.

 

Jose María Giménez firmó su semana fantástica, erigiéndose por encima de la defensa africana para coronar la pirámide de Héctor Cúper y besar las mallas con vehemencia. Uruguay pasa la primera prueba, pero sobre todo, rompe con una maldición que ya se estaba volviendo costumbre.

 

 

Ely Reyes/Ciudad VLC

2 Comentarios

Deja un comentario