La dictadura boliviana, compite con el terrorismo de Estado en Chile y Colombia, donde el enemigo interno es el pueblo, el campesino, el indígena, el pobre y quienes reclaman el derecho a la verdad, esta verdad que afecta la fachada legal del gobierno golpista boliviano que pretende borrar la memoria de los pueblos y repetir el ya conocido Plan Cóndor.

Las delegaciones argentinas de DDHH en Bolivia dan cuenta del terror sembrado en la población a punta de tortura, lanzamiento de personas vivas desde helicópteros y masacres.

No hay cifras exactas de muertos y desaparecidos. La prensa estatal y alternativa ha sido completamente censurada, han quemado sedes de televisoras y radios.

Hoy tienen preso al fotorreportero argentino Facundo Molares Schönfeld desde el 11 de noviembre de 2019, quien cubría el golpe de Estado en la localidad de Montero-Santa Cruz como delegado por la revista Centenario.

 

 

 

 

Cronología de la violación sistemática de los derechos humanos

A partir del 14 de noviembre Facundo Molares recibió hemodiálisis debido a las condiciones de su estado de salud. El diagnóstico oficial en el Hospital Japonés de Santa Cruz de la Sierra fue grave: politraumatismo, insuficiencia renal aguda, intoxicación plúmbica, infección de hantavirus, choque séptico y otros.

Su papá, Néstor Hugo Molares, viajó con su esposa a Bolivia para ver a su hijo, solo lo dejaron ver 15 minutos. La policía boliviana los secuestró durante 25 horas a 60 kilómetros del hospital a punta de terror psicológico y amenazas directas de masacrarlos.

El 15 de noviembre el cónsul de Argentina, Roberto Dupuy visitó a Facundo Molares en el hospital, el 21 de noviembre despierta del coma, el 29 de noviembre le dictan detención “preventiva” con dictamen expreso del juez.

 

 

LEER MÁS: PRISIONEROS POLÍTICOS DE LA FARC-EP DENUNCIAN TRASLADO ILEGAL

Donde indica que no debe ser trasladado a ningún recinto carcelario hasta su total recuperación y esta recuperación debe estar dictada por autoridades del hospital.

El 2 de diciembre lo trasladan al hospital de Palmasola sin orden judicial y sin notificar al abogado asignado por la Defensa Pública.

El 5 de diciembre el cónsul argentino puede visitar a Facundo Molares Schönfeld en la cárcel en compañía de un médico y este le prescribe nuevos análisis de laboratorio para el lunes 9 de diciembre.

El día viernes 6 aparece otra partida penitenciaria y es trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro, a casi 4 mil metros de altura en La Paz.

Las protestas por la detención no han cesado

 

 

Solicitud de su padre el juez de paz Néstor Hugo Molares

Su papá, Néstor Hugo Molares, viajó con su esposa a Bolivia para ver a su hijo, solo lo dejaron ver 15 minutos. La policía boliviana los secuestró durante 25 horas a 60 kilómetros del hospital a punta de terror psicológico y amenazas directas de masacrarlos.

Ahora pide desesperadamente a las autoridades de la dictadura boliviana que permitan el trasladado de su hijo a la Argentina bajo la figura jurídica que consideren y así pueda recibir un tratamiento médico adecuado para recuperarse.

El pasado 14 de diciembre de 2019 fue creada la Coordinadora de Solidaridad con Facundo Molares en la Argentina, desde allí exigen su repatriación inmediata y el respeto por sus derechos humanos.

 

 

ES DE TU INTERÉS: UNA NUEVA MIRADA A LOS DERECHOS HUMANOS

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires, junto con partidos políticos, organizaciones sociales y el movimiento popular de distintas localidades de la gran Argentina se han sumado a todas las formas de difusión del pedido de repatriación de este ciudadano argentino.

Defensores de derechos humanos que ya habían visitado Bolivia hace 20 días y que fueron amenazados directamente por Esteban Murillo, solicitaron junto con sindicatos de la prensa una reunión de carácter urgente al canciller Felipe Solá.

Para que sea garantizado el derecho efectivo a la vida y a la salud de Facundo Molares Schönfeld, así como la debida asistencia jurídica y las garantías judiciales mínimas establecidas en el Pacto de San José de Costa Rica.

Informe Médico del Supuesto Guerrillero. Bolivia: Red Uno de Bolivia

 

 

Desde Venezuela hacemos un llamado de unidad y solidaridad a las organizaciones defensoras de derechos humanos, las comunidades religiosas, los partidos políticos y el conjunto del movimiento popular para velar por la vida e integridad física de su compatriota Facundo Molares Schonfeld.

Hasta la fecha el fotorreportero argentino es víctima de la estigmatización y tortura por parte de la dictadura boliviana, quien no exhibe prueba alguna de todo el montaje que se le ha endilgado, un montaje de carácter contrainsurgente que también apuntala a la destrucción total de los proyectos alternativos del pueblo venezolano y cubano.

La solidaridad con los/as prisioneros/as políticos/as antifascistas, antiimperialistas y antisionistas es también la solidaridad con sus causas, con sus familias y con la lucha de todo el pueblo. Es la lucha por un mundo más justo.

Cónsul de Argentina visitó a ex-guerrillero en Bolivia

 

 

Ciudad VLC

Danna Urdaneta, Comité de Solidaridad Internacional (COSI) – Venezuela

1 Comentario

Deja un comentario