El número de efectivos del Ejército de EEUU en Siria permanece “estable y sin cambio” aun después del anuncio de retirada del presidente de ese país Donald Trump.

Un funcionario norteamericano, en declaraciones ofrecidas el lunes a la agencia de noticias francesa AFP bajo condición de anonimato, dijo que el Departamento de Defensa de EEUU (el Pentágono) desplegó a sus militares en la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria.

“La decisión de Trump de proteger los campos petroleros en Deir Ezzor obligó al Pentágono a enviar fuerzas a esa zona en un momento en que los soldados estadounidenses se alejaban de las áreas cercanas a la frontera sirio-turca”, apostilló.

El funcionario señaló que mientras los efectivos estadounidenses habían comenzado a llegar a Deir Ezzor, otro grupo de soldados fueron enviados al norte de Siria, para ayudar a asegurar la retirada de las tropas de esa área.

Entre tanto, un número de los militares fueron transferidos desde Siria al norte de Irak.

“Pero, en general, el número de tropas estadounidenses en Siria es similar al del antes del anuncio de la salida (de EEUU de Siria) a principios de octubre”, recalcó el funcionario que contabilizó el número de los soldados norteamericanos que se encontraban en el territorio árabe en “menos de 1000” personas.

 

 

El Ejército de EEUU se repliega pero no se va

En los últimos meses, Estados Unidos anunció repetidamente que retira sus fuerzas militares de Siria.

Las últimas constantes entradas y salidas de las fuerzas estadounidenses se producen después de que el Pentágono ordenara el 12 de octubre, el repliegue de mil tropas del norte de Siria. 

Ejército de EEUU
Mapa de tropas de EEUU en Siria.

 

 

El negocio millonario de la guerra

El pasado 20 de octubre, las tropas norteamericanas abandonaron su mayor base militar cerca de la ciudad de Ain Al-Arab —también conocida como Kobani—, en la provincia norteña de Alepo.

El repliegue se produjo luego de que Trump anunciara el 6 de octubre de manera sorpresiva la salida de las fuerzas estadounidenses del norte de Siria ante la agresión de Turquía al norte de Siria.

No obstante, poco después Washington decidió desplegar soldados, con equipamiento logístico y militar, en el noreste de Siria, so pretexto de lo que dio en llamar “proteger” los campos petrolíferos del país árabe.

El 25 de octubre, el magnate republicano dijo: “Hemos asegurado el petróleo, por lo que en la zona petrolera quedarán unos pocos hombres”.

Tres días después, fue más allá y dijo que el petróleo era de Washington.

Desde hace décadas, EEUU puso su mirada en los ricos yacimientos de petróleo de Oriente Medio, y para conseguir su objetivo lanzó guerras utilizando varios alegatos.

Por su parte, el Ministerio ruso de Defensa reveló el 26 de octubre, mediante imágenes satélites, la implicación de EEUU en el contrabando del petróleo de Siria e indicó que ese trasiego supone para Washington un ingreso de 30 millones de dólares al mes.

Siria sufre desde 2011 un conflicto armado que provocaron grupos terroristas y bandas armadas patrocinadas, según denuncia Damasco, por Arabia Saudí, EEUU, y algunos países europeos.

Los expertos estiman que la producción petrolera siria ha descendido en la actualidad de 400 mil barriles diarios, a unos 80 mil.

 

 

Ciudad VLC / Hispantv.

Deja un comentario