Para su conocimiento los frijoles chinos son uno de los ingredientes con mayor contenido proteico de origen vegetal.

 

Te los sueles traer tu caja CLAP o los puedes encontrar en los mercados a bajos costos en comparación con otras legumbres.

 

Para ilustrar, cuando aprovechas sus propiedades bondadosas para la buena salud para elaborar germinados, podrás multiplicar hasta un 700% más de vitaminas, enzimas, aminoácidos y otros nutrientes, que los granos secos, destaca el articulo titulado Los brotes o germinados: fuente de vida, en inspirulina.com.

 

Los brotes son ricos en clorofila, hormonas y enzimas; facilita y mejora el funcionamiento intestinal; rebaja el índice de colesterol y tonifica el sistema nervioso.

 

Así como también, por su alto contenido en vitamina E mejora la fertilidad humana; favorece el metabolismo por su acción reconstituyente; alcaliniza el cuerpo, lo cual previene el cáncer, revela en el portal hippieslive.com.

 

frijoles chinos
Reduce el índice de colesterol, tonifica el sistema nervioso y mucho más.

 

 

Ingredientes para germinar los frijoles chinos

1 frasco de vidrio de un litro con boca ancha.

3 cucharadas de semilla bien lavada de frijoles chinos

1/2 litro de agua

Tela o gasa.

Hilo o una gomita para sostener la gasa al frasco

 

 

Una taza de frijoles puede ser utilizada por cada envase de dos cuartos de galón, ya que su expansión no es tan amplia como en el caso de las semillas y granos.

Procedimiento

Las semillas se lavan y se colocan en el frasco con agua (tres veces su volumen). La boca del frasco puede cubrirse con una tela delgada de media o gasa para que no entren los insectos.

 

El frasco se deja en un lugar oscuro y cálido: de 10 a 12 horas.

 

Luego se escurre el agua (la tela evitará que salgan los frijoles chinos) y se enjuagan bien con agua tibia.

 

Se acomodan a lo largo de la pared del frasco y se vuelven a colocar en un lugar oscuro y cálido, enjuagándolos dos o tres veces los primeros días y luego una vez al día.

 

Cuando los brotes tienen de 2 a 3 centímetros de largo se exponen a la luz solar indirecta por espacio de unas 2 horas para que las hojitas se pongan de color verde. Esto favorece el aumento de vitamina C y toman un sabor más agradable.

 

Si lo desea puede eliminar las cáscaras (capas exteriores) de las semillas antes de comer los brotes. Se colocan en un envase con agua y entonces las cáscaras flotan y se recogen en la superficie, mientras que los brotes se van al fondo.

 

¡Los germinados están listos para consumir!

 

Para que todo salga bien

 

  • El cuidado de los germinados consiste básicamente en proporcionarles el drenaje adecuado (escurrir completamente el agua con que se enjuaguen) para mantenerlos solamente húmedos, mucha agua o muy poco aire pueden crear hongos.
  • El tiempo de germinación varía según la temperatura. En climas más calientes y húmedos se debe acortar el tiempo de remojo y enjuaguarlos con más frecuencia para mantenerlos frescos. La temperatura aprox. es de 20º grados.
  • Evitar colocar simultáneamente más de una clase de semillas, granos o legumbres en un mismo frasco.
  • Usar envases medianos o grandes. Recuerde que las semillas aumentan de tamaño y necesitan estar con espacio. Puede utilizar un envase al comienzo y luego cambiar en el proceso.
  • Hay veces que pueden quedar semillas, legumbres y granos sin germinar. Revisarlos antes de su preparación.

 

Una taza de frijoles puede ser utilizada por cada envase de dos cuartos de galón, ya que su expansión no es tan amplia como en el caso de las semillas y granos.

 

 

Ciudad VLC/Inspirulina/VG

Deja un comentario