Este sábado 12 de mayo acabó por consumarse un hecho histórico en la Bundesliga. Después de 54 años, 261 días, 36 minutos y 19 segundos descendió el HSV Hamburgo, el único equipo de Alemania que nunca había jugado en segunda división. Hoy su marcador empieza de nuevo desde cero.

 

El otrora poderosísimo club hanseático -que incluso llegó a ganar una Copa de Europa en 1983- no pudo mantener la categoría a pesar de obtener tres victorias en las últimas fechas y de derrotar al Borussia Monchengladbach en esta última jornada en el Imtech Arena. Pero para mantenerse en primera y luchar por el puesto de playoffs del descenso el Hamburgo debía ganar y que el Wolfsburgo no lo hiciera.

 

A pesar de su victoria por 2-1 ante ‘los potros’ no se dio el resultado que necesitaba en el Wolfsburgo-Colonia, así que el famoso reloj de su estadio se paró tras más de 54 años consecutivos en la Bundesliga.

 

Hamburgo: hoy cayó el último dinosaurio, después de 54 años. Ciudad VLC
El reloj en el estadio del Hamburgo que marca el tiempo que llevan jugando en la Bundesliga Es el único equipo de Alemania que nunca había estado en la Segunda División pero hoy, ese reloj comenzó desde cero su conteo.

 

Hamburgo: hoy cayó el último dinosaurio, después de 54 años. Ciudad VLC

 

El Hamburgo, una ‘extinción’ más que avisada

Tras varios años coqueteando con el descenso debido a una profunda crisis institucional, el Hamburgo -conocido en la Bundesliga como ‘Los Dinosaurios’- hoy no pudo contar con la suerte de las temporadas anteriores, donde se salvaban de chiripa en las últimas jornadas, llegando incluso a disputar los playoffs de permanencia.

 

Esta temporada comenzó muy mal para el HSV, donde solo ganó 8 juegos de 34 disputados, recibiendo incluso goleadas de escándalo que ya comenzaban a avisar que lo peor estaba por venir.

 

El año pasado ya se salvaron de manera mucho más in extremis, con un tanto milagroso en el último minuto de la última jornada (curiosamente, ante el Wolfsburgo). Fue justamente en este 2018 cuando se acabaron los milagros. Y el reloj se paró.

 

Eso sí, el club hanseático hizo lo que de sí mismo dependía, que era vencer al Monchengladbach en casa. Hunt, de penalti y Holtby, para deshacer el empate temporal que había puesto Drmic, dejaron el triunfo en casa.

 

 

Sin embargo, al Wolfsburgo no le tembló el pulso en su estadio ante el descendido Colonia, al que derrotó 4-1 sin problemas pese al 1-1 que había puesto Jonas Hector con un golazo.

 

El Hamburgo se marcha a la 2.Bundesliga con títulos como la Copa de Europa del 83 y la Recopa del 77.

 

El lamentable adiós de los ultras

Que el final en el Imtech Arena iba a ser triste era una realidad, pero no se esperaba tal como ocurrió. Porque en el tiempo de añadido, cuando el 4-1 finalizado del Wolfsburgo hacía inútil el triunfo propio, el humo de una bengala en el campo tiñó de negro el ambiente.

 

Los aficionados más radicales, que ya habían dejado episodios funestos de la temporada, como recibir a sus jugadores en el campo de entrenamiento con cruces negras y lápidas, se hicieron notar en los últimos minutos en la Bundesliga.

 

Hamburgo: hoy cayó el último dinosaurio, después de 54 años. Ciudad VLC

 

El partido podría haberse finalizado fácilmente, pues no había nada en juego, pero el colegiado insistió en que se disputaran los dos minutos que quedaban para hacerlo de manera reglamentaria.

 

Tuvo que intervenir la policía hasta que, varios minutos después, los momentos de tensión se pararan. El resto del estadio que no estaba en ese polémico fondo abucheó a esos seguidores radicales.

 

 

 

Lo que se viene ahora

Los aficionados que deben estar más contentos por este descenso son los del modesto club Sankt Pauli, vecinos y archirrivales del HSV Hamburgo. El Sankt Pauli, del barrio homónimo de Hamburgo, son un club con una tradición izquierdista, antifascista, antisexista y antihomófoba; todo lo contrario del Hamburgo, un club cuyos seguidores son caracterizados por una marcada influencia fascista y neonazi.

 

Los enfrentamientos entre ambos equipos -que en los últimos años eran muy poco comunes ya que no compartían la misma categoría- a partir de la próxima temporada comenzarán nuevamente a verse las caras, un enfrentamiento donde la policía y demás cuerpos de seguridad deben tomar las calles de Hamburgo debido a la violencia desatada entre los hinchas de ambas oncenas.

 

Este sábado el dinosaurio no pudo ante el asteroide del descenso. Esperemos que vuelvan lo antes posible. ¡Y salud por los grandes!

 

LEA TAMBIÉN: ¡AY PAPAÍTO! TVES TRANSMITIRÁ TODOS LOS PARTIDOS DEL MUNDIAL RUSIA 2018

 

Ely Reyes/Ciudad VLC

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here