Como reseñamos en días anteriores, el coronavirus llegó a la deprimida Franja de Gaza, por lo cual inició una carrera contra la catástrofe humanitaria que puede producir la pandemia en dicha zona.

Es de recordar, que la Franja de Gaza es una de las zonas más densamente pobladas del mundo y la cárcel a cielo abierto más grande también del mundo, según la ONU.

Hasta ahora, una docena de casos de COVID-19 están confirmados solo en la Franja de Gaza, pero en toda Palestina hay 229 casos activos, 1 muerto y 24 recuperados.

Por su parte, La Franja de Gaza es la región costera de Palestina al Mar Mediterráneo, en ella, hay alrededor de dos millones de personas distribuidas en 365 Km cuadrados, es decir, unas seis mil personas por kilómetro cuadrado.

 

Se instalaron centros de cuarentena en la Franja de Gaza

Al menos 26 centros de cuarentena fueron instalados en toda la Franja, hasta algunos hoteles fueron dispuestos para dicha tarea.

 

La Franja de Gaza
En el paso fronterizo de la ciudad de Rafah se instaló un centro de cuarentena y atención médica.

 

Se pudo conocer, que alrededor de mil 860 personas fueron puestas en cuarentena tras su llegada del extranjero, donde estarán por lo menos durante 14 días.

Además, los cruces fronterizos a Egipto e Israel fueron cerrados en gran parte desde mediados de marzo.

El mayor riesgo para la Franja de Gaza es la falta de atención médica

Algunos centros de cuarentena están dotados de equipos médicos, pero la asistencia sanitaria en la Franja de Gaza está paralizada.

Según medios internacionales, solo hay 63 ventiladores y 78 camas de cuidados intensivos para dos millones de personas.

Por su parte, el Estado sionista de Israel envió unas 200 pruebas para detectar el nuevo coronavirus a Gaza.

Los llamados de la comunidad internacional para que Israel afloje el bloqueo contra la Franja de Gaza son cada vez más fuertes.

Mascarillas pintadas para hacer simpática la medida

Tras declararse el estado de emergencia por parte del Ministerio de Salud, para motivar a los habitantes a usar mascarillas, la artista palestina Samah Saed las pinta de colores.

 

Franja de Gaza
Pasteleros decoran sus tortas con mascarillas para concienciar a la población sobre la amenaza del SARS-CoV-2.

 

Saed le imprime más amor a su trabajo, para hacer del uso de las mascarillas más amigable, llamativo y pintoresco para la población.

Por su parte, especialistas en la materia aseguraron que si las medidas de la milicia islamista (HAMAS), que gobiernan en la Franja de Gaza, no contienen el virus, las consecuencias podrían ser desastrosas.

De igual forma, no son pocas las voces que aseguran que un toque de queda completo sería fatal para los palestinos.

Ya que, el 75 % de la población son refugiados y dependen del apoyo de la OOPS (Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Palestinos).

Por lo tanto, la ayuda alimentaria se sigue distribuyendo durante el día, pero impera desde las 5 de la tarde hasta la madrugada el toque de queda.

 

Un gran reto para la Media Luna Roja

De por sí, la vida pública en la Franja de Gaza es muy restringida, en gran medida, por el bloqueo sionista y la amenaza constante de una incursión militar o un bombardeo por parte de Israel.

 

A pesar de las inhumanas condiciones de la zona, las autoridades piden a la población gazatíe que se queden en casa para frenar los contagios.

 

Sin embargo, la cuestión es cómo lograr la distancia física y la higiene adecuada, especialmente en las calles estrechas y las casas de los campos de refugiados.

Es por ello, que la actual pandemia es un gran reto para el personal de La Media Luna Roja, ya acostumbrado a las emergencias, debido a los constantes ataques de Israel.

Por su parte, activistas disfrazados de virus van a los campos de refugiados para concienciar a la población joven, por ser ésta la de mayor número.

 

Catar mantiene la promesa de ayuda en pie

Por su parte, el Estado de Catar mantiene la promesa de seguir prestando apoyo financiero al pueblo de Gaza.

 

La amenaza del coronavirus en la Franja de Gaza supone un gran reto para el personal de salud de la zona.

 

Para ello, HAMAS y el pequeño emirato mantienen relaciones estrechas, en este sentido, se pudo conocer que $ 10 millones fueron transferidos la semana pasada a la milicia islámica.

Supuestamente, cada familia gazatíe necesita recibir por lo menos unos $ 100 para sobrevivir a la cuarentena.

Una catástrofe amenaza a Gaza

Según las estimaciones de la oficina de la OMS en la Franja de Gaza, los primeros 100 casos del virus todavía podrían recibir tratamiento médico.

 

Los niños son el futuro de los Palestinos y el principal objetivo de los activistas que buscan crear conciencia sobre la COVID-19.

 

Pero después la zona dependería del apoyo externo, por eso los activistas y artistas intentan concienciar a la población sobre la importancia de quedarse en casa.

En este sentido, una panadería en Khan Younis, hace lo suyo para contribuir a la campaña, preparando tortas con mascarillas para llamar la atención sobre el coronavirus.

 

Ciudad VLC / agencias.

Deja un comentario