Ante la seria imposibilidad de pago, una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó este miércoles a Buenos Aires para negociar una restructuración de la deuda argentina.

Con solo dos meses en el poder, el propio presidente argentino, Alberto Fernández, aseguró que una restructuración de la deuda se hace indispensable.

 

Sin restructuración de la deuda no se podría pagar

Dicha misión, dirigida por Julie Kozack y Luis Cubeddu, es la primera del FMI que visita la nación del cono sur desde que Fernández asumió la presidencia en diciembre pasado, sustituto de Mauricio Macri, quien en 2018 suscribió un acuerdo stand by por $ 57 mil millones.

 

Restructuración de la deuda

 

Se pudo conocer que su estadía se extenderá hasta el 19 de febrero con reuniones a puertas cerradas «para continuar el diálogo sobre el programa económico del gobierno y las perspectivas económicas. También será una oportunidad para conocer más sobre la estrategia de las autoridades en cuanto a la situación de la deuda de Argentina», indicó un vocero del FMI.

Por su parte, Fernández sostiene que la deuda es impagable mientras el país -en recesión desde mediados de 2018, con una inflación anual de más de 50%, fuerte depreciación monetaria y aumento de la pobreza y el desempleo- recupere el crecimiento económico, por ello, planteó una postergación de los pagos.

 

Organizaciones de izquierda piden que no se pague la deuda

Partidos y organizaciones de izquierda convocaron a ollas populares, cortes de calles y marchas en la capital argentina en reclamo de «la suspensión de pagos y una investigación de la deuda».

«Pedimos no pagar la deuda porque esos recursos que se están llevando son recursos que producimos con nuestras manos el pueblo trabajador y que tienen que estar en función de nuestras necesidades», dijo Gabriela Fernández, una de las manifestantes.

Del monto acordado por el FMI, Argentina recibió $ 44 mil millones y el presidente renunció a los siguientes tramos.

De igual forma, el total a reperfilar con organismos multilaterales y bonistas privados es de $ 195 mil millones (57% del PIB).

 

Ciudad VLC / Tomado de AFP

Deja un comentario